Por: *Tito lópez

1980: Las disqueras buscaban afanosamente los derechos para publicar “Rapper’s delight” de Sugarhill Gang, pero la situación era complicada por haber sido grabada en un sello independiente sin distribución internacional.

Nosotros habíamos conseguido una copia de la canción traída de los Estados Unidos y ya se había convertido en un gran éxito en nuestra emisora (La Voz del Cine) y en otras estaciones del país.

Por esos días nos llegó el ‘súper sencillo’ (un vinilo de 12 pulgadas) con la versión extensa de “Good times” de Chic, que traía al reverso la versión instrumental y que era la música de fondo del tema.

Un amigo nuestro, Henry Balabán, se sabía la canción de memoria, y le pedimos que la cantara sobre esa versión instrumental.
Allí nos surgió la idea de grabarla en una cinta magnetofónica, solo por joder.

Como Donnie Miranda y yo no nos sabíamos la letra, decidimos que escribiríamos nuestras propias líricas en inglés, y así fue como hicimos la grabación.

Inmediatamente empezamos a pasar nuestra versión en la emisora, y la gente de Sonolux nos llamó para saber qué habíamos hecho. A ellos les encantó y nos ofrecieron grabarla en sus estudios para ser prensada, ya que seguían sin conseguir los derechos de la canción original.

El departamento legal de la disquera se encargó de manejar los derechos de “Good times” para ser usada de fondo, algo complicado ya que nadie había hecho algo semejantes hasta ese momento.

Así fue como Henry, Donnie y yo tuvimos la oportunidad de grabar en ese bello y legendario estudio una nueva versión de esa canción, a la que le pusimos el título de “Rappers at night” (“Raperos en la noche”).

Luego nos dijeron que hacía falta una canción para el lado B. Comenzamos a buscar versiones instrumentales de otras canciones de música Disco de la época que estuvieran representadas por Sonolux en Colombia, y la única que encontramos fue “One nation under a groove” de Funkadelic.

Inventamos nuestra propia letra, una historia chistosa basada en algunos cuentos infantiles, incluyendo el de ‘Caperucita Roja’. A esa canción la llamamos “Rapping tales” (“Cuentos en rap”).

Al momento de llegar a un acuerdo comercial nos dieron 2 opciones: unas regalías por las ventas o $10.000 en efectivo (unos $500.000 de hoy).

Nos fuimos por la segunda opción, pues sabíamos que con ese disco no iba a pasar nada. Realmente, no nos interesaba la plata. De hecho, ese dinero lo invertimos en unas calcomanías que fueron incluidas en las primeras copias del disco.

La única vez que preguntamos cuántas copias se habían vendido nos dijeron que unas 500…
Aunque después, y seguramente para librar su “inversión”, los de Sonolux decideron incluir esa canción en uno de los discos de fin de año que algunas empresas mandaban prensar como obsequio para sus clientes. Ese tiraje fue de 10.000 copias.

La verdad, la canción la grabamos para divertirnos y para que sonara en nuestra emisora, y así, sin querer, queriendo, ¡grabamos el primer disco de Rap en Colombia!


Estas fotos corresponden a la carátula, al disco y a nuestro trabajo en el estudio de Sonolux.

En este enlace pueden escuchar “Rappers at night:
https://on.soundcloud.com/ie2mp

*Oscar “Tito” López (nacido como Oscar Jaime López Musikka, el 28 de junio de 1954 en Medellín, Colombia) es un personaje de radio, libretista, locutor, productor, presentador, programador y consultor internacional.

López dirigió varias emisoras clave en la historia de la radio colombiana, ha sido Director Nacional de Emisoras Musicales de las dos principales cadenas radiofónicas del país, Caracol y RCN; ha participado en la creación y lanzamiento de estaciones en otros territorios como Chile, Panamá, Costa Rica y Portugal.

López ha creado programas sindicados transmitidos en su país (“El Palpitar de Nueva York”) y en el extranjero (“Tropical Latino”); creó un servicio de show-prep llamado Notifácil; y por su trabajo junto a la estrella de radio paisa Donnie Miranda se le reconoce en el medio como uno de los creadores de la llamada radio juvenil en FM en Colombia. Así mismo ha sido el precursor en el uso de softwares de programación musical como Selector, Powergold y MusicMaster en su país, pero tal vez por lo que ha recibido mayor reconocimiento ha sido por la implantación del concepto de ‘Morning Show’ en emisoras musicales, que comenzó en Veracruz Estéreo de Medellín, continuó en 88.9 Súper Stéreo de Bogotá, y masificó con Radioactiva, una cadena nacional de emisoras juveniles. Tomado de Wikipedia