Esta es la hora correcta a la que debería irse a dormir, según expertos

Problemas de sueño iStock

Según expertos, el comportamiento de los noctámbulos (aquellas personas que prefieren quedarse hasta atas horas de la noche) daña su salud mental.

Una fuerte rutina exige un descanso adecuado, algo que se puede tornar complicado para muchas personas. Pese a que sea habitual subestimar los hábitos de sueño, estos realmente tiene un impacto significativo en la salud de las personas.

Según expertos, el comportamiento de los noctámbulos (aquellas personas que prefieren quedarse hasta atas horas de la noche) daña su salud mental.

Los científicos de Stanford Medicine realizaron u estudio a gran escala en el que encuestaron a casi 75.000 adultos. En este ejercicio, también compararon él horario de descanso preferido de los participantes con su comportamiento de sueño real y hallaron que, independientemente del cronotipo (preferencia natural para dormir) de una personas, acostarse tarde es perjudicial para la salud mental.

Descubrimos que la alineación con su cronotipo no es crucial aquí, y que realmente estar despierto hasta tarde no es bueno para su salud mental”, explicó Jamie Zeitzer, PhD, profesor de psiquiatría y ciencias del comportamiento y autor principal del estudio.

Estos datos coinciden con otra investigación realizada en el Reino Unido, que incluyó a 73.888 adultos, de los cuales, 19.065 se identificaron como de tipo matutino, 6.844 del tipo vespertino y 47.979 de tipo intermedio.

Los investigadores utilizaron acelerómetros portátiles para monitorear el sueño de los participantes durante siete días y determinaron que, sin importar la hora preferida para dormir, todos se benefician de acostarse temprano.

¿Cuál es el peor hábito de sueño?

Los resultados arrojaron que las personas alondras (matutinas), tales como los noctámbulos que se iban a dormir tarde mostraban tasas de trastornos mentales y de conducta, incluida la depresión y la ansiedad. “El peor de los casos es, sin duda, que la gente trasnochada se quede despierta en la tarde”, agregó Zeitzer.

En contraste con las personas que seguían un horario de sueño temprano o intermedio, los noctámbulos que eran fieles a su cronotipo tenían entre un 20 % y un 40 % de probabilidades de haber sido diagnosticados con un trastorno de salud mental.

Los investigadores de Psychiatry Research concluyeron que acostarse antes de la una de la madrugada puede reducir el riesgo de desarrollar afecciones mentales y conductuales como depresión y ansiedad.

¿Cuánto se debe dormir?

Según una investigación realizada por la Universidad de Chicago, dormir bien es crucial para consolidar recuerdos, mantener funciones cerebrales óptimas, fortalecer el sistema inmunitario, facilitar la curación después de lesiones o enfermedades y proteger contra enfermedades cardíacas y diabetes.

os Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) señalan que la cantidad de horas de sueño que se necesita cambia a medida que se envejece:

Bebés (0-12 meses): Entre 14 y 17 horas al día.

Niños pequeños (1-3 años): De 11 a 14 horas por día.

Niños en edad preescolar (3-5 años): Entre diez y 13 horas por noche.

Niños en edad escolar (6-12 años): Entre nueve y 12 horas por noche.

Adolescentes (13-18 años): Entre ocho y diez horas por noche.

Adultos (18-64 años): Entre siete y nueve horas por noche.

Adultos mayores (65 años en adelante): Entre siete y ocho horas por noche.

Por: PORTAFOLIO

About The Author