Nueva marca de turismo le apuesta al desarrollo sostenible de los territorios

  • Se trata de Ocelote, una nueva marca de Viajes Comfenalco Antioquia que diseña y ofrece rutas turísticas de la mano de comunidades del departamento, bajo un enfoque sostenible, consciente y experiencial.
  • Son 10 rutas que de manera directa benefician económicamente a 30 familias y colectivos que han desarrollado sus capacidades y fortalecido sus iniciativas, con el apoyo de la caja de compensación, para ofrecer productos turísticos identitarios llenos de historias de transformación social y resiliencia.
  • Hace casi 40 años, Comfenalco Antioquia le apuesta al turismo con propósito. Por su aporte, hoy es modelo de turismo social y comunitario. 

Darwin Martínez Mosquera, líder comunitario del barrio Esfuerzos de Paz de la comuna 8 de Medellín, cuenta que el turismo ha permitido mejorar las condiciones de vida, transformar las narrativas, los relatos y reconstruir el tejido social de su comunidad.

A través de distintos productos turísticos que tenemos en la comuna hemos podido dejar a un lado el estigma de la violencia, para mostrar nuestra cultura, nuestra historia, capacidad de resiliencia y dinamizar la economía de las familias, mejorando nuestra calidad de vida, expresó el líder.

Así como las iniciativas de turismo comunitario de la comuna 8, otras rutas de turismo del Valle de Aburrá, Occidente, Oriente y Suroeste harán parte, inicialmente, de la oferta de Ocelote, la nueva marca de Viajes Comfenalco Antioquia que busca impulsar la transformación de los territorios y las comunidades que tienen la actividad turística como eje central de sus procesos productivos.

Ana María López Acosta, jefe del Departamento de Turismo de Comfenalco Antioquia, afirma que, con esta nueva apuesta, la caja de compensación familiar entregará una oferta de productos turísticos enfocados en experiencias identitarias de comunidades étnicas, víctimas del conflicto, comunidades de paz, colectivos culturales y ambientales.

La Caja trabaja en el fortalecimientode lascapacidadesyhabilidadesde las personas para diseñar, desarrollar y fortalecer rutas turísticas, de lamanode las comunidades, que den cuenta dehistorias de transformación social, resiliencia y paz.

“Posibilitando un turismo responsable buscamos la conservación del patrimonio cultural, social y ancestral de los territorios, favoreciendo la diversificación económica, la sostenibilidad y el empoderamiento de las comunidades; y el fortalecimiento de empresas afiliadas y no afiliadas del sector turismo o con potencial turístico”, resaltó López Acosta.

Elizabeth Henao Loaiza, quien también habita la comuna 8 y que se involucra en las rutas turísticas a través de la Huerta Mi Felicidad, explica que, ella y otras madres del sector han podido encontrar en el turismo un mecanismo para formalizar sus emprendimientos y generar ingresos, a la vez que enseñan a los turistas sus rituales, tradiciones y costumbres.

Con Ocelote, alrededor de 100 personas que hacen parte de 30 familias y colectivos, se beneficiarán con la comercialización de diversos productos que incluyen experiencias culturales, sociales, gastronómicas, musicales, de aventura y naturaleza.

Las rutas

En total son 10 rutas turísticas que contribuyen con la generación de empleo, ingresos e inclusión en el Valle de Aburrá, Oriente, Occidente y Suroeste.

En Medellín se ofrecen 6 rutas entre las que se destacan: Constelaciones, ruta de murales por la comuna 3; Del barrio a la montaña, Ven a mí,Aromas y Saberes del Pacífico, cada uno de los tres recorridos de la comuna 8; Colecciones del Centro, que rescata las historias de las colecciones inéditas que se encuentran en la comuna 10 y la ruta musical MedellínSalsa Night Club, que se desarrolla en las comunas 11 y 14.

En el Occidente se puede disfrutar de una ruta gastronómica y en el Oriente lejano turismo cultural y de naturaleza en Sonsón y Nariño con la Ruta Oriente Exótico, y turismo de aventura y naturaleza en La Danta y Río Claro.

Finalmente, en el Suroeste se encuentra la ruta etno-turística “Nabera O” del resguardo indígena Emberá Chamí, Karmata Rúa, que a la fecha ha recibido varios reconocimientos nacionales e internacionales.

Actualmente se encuentran en desarrollo una ruta de paz en el Urabá antioqueño, dos nuevas rutas en Medellín y una en el Nordeste del departamento, sin embargo, Ocelote seguirá ampliando su oferta buscando expandirse a otros destinos del territorio nacional.   

Una marca con propósito

Esta iniciativa, que toma su nombre de un felino endémico que en nuestro departamento se puede encontrar en todo el territorio desde la selva del Urabá antioqueño hasta en zonas de páramo y semi páramo ubicadas en la subregión Norte, invita a vivir aventuras multisensoriales creando conexiones íntimas entre el cuerpo y la naturaleza.

De allí que esta estrategia de turismo receptivo busque atraer visitantes extranjeros interesados en un turismo más consciente que proporcione ingresos justos y reales a las comunidades, teniendo en cuenta que este tipo de visitantes ha demostrado un crecimiento significativo a lo largo de los últimos años.

Así lo demuestran las cifras del Informe mensual de turismo (febrero-marzo de 2024) del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, que reportó que en 2023 el país recibió la visita de 4.077.639 extranjeros no residentes, lo que representó un aumento del 24,3% con respecto al número de visitantes de 2022.

Comfenalco Antioquia lleva casi 40 años trabajando por un turismo con propósito, teniendo como principal misión el de articular las subregiones, resguardando sus costumbres y protegiendo la diversidad medioambiental.  Por sus aportes e iniciativas, la Caja hoy es referente en turismo social y comunitario. 

Para mayor información de las rutas turísticas de Ocelote se puede visitar el sitio web https://viajes.comfenalcoantioquia.com.co/turismo-ocelote

About The Author