El próximo 9 de febrero la Sociedad de Mejoras Púbicas de Medellín conmemora los 125 años de fundación

Finalizando el siglo XIX la ciudad de Medellín vivió una expansión urbanística, cultural y social como nunca se había experimentado. Durante este proceso urbano y cultural, fue fundada la Sociedad de Mejoras Públicas de Medellín, el 9 de febrero de 1899, cuyos intereses tuvieron repercusión en el mejoramiento de espacios públicos a través de procesos culturales, urbanísticos y sociales que, a lo largo del siglo XX, fueron consolidándose y generando importantes impactos para la ciudad. De este modo, la iniciativa de la SMP, liderada por Carlos E Restrepo y Gonzalo Escobar, se consolidó a partir del interés político, cultural y económico de un grupo de personas que, al pertenecer a una generación de industriales, empresarios y comerciantes de la época, inició e impulsó acciones públicas que permitieran, junto a otras instancias, la modernización de las formas de habitar el espacio de la ciudad.

En un primer momento, uno de los valores primordiales de la SMP fue el embellecimiento del entorno urbano, a partir de acciones como la construcción de calles y parques, y la organización de diversos eventos culturales, fundamentales para cohesión social de la comunidad, como conciertos y exposiciones. En esta perspectiva, a lo largo de sus primeros veinte años las líneas de acción de la SMP se fueron extendiendo a diversos sectores artísticos, deportivos, obras civiles, eventos celebratorios y comerciales, como lo atestigua el Grupo de investigación en Historia empresarial de la Universidad EAFIT, al señalar sus diversas actividades:

reglamentación del servicio de carruajes, fiestas de beneficencia, nomenclatura de la ciudad, instalación de luminarias, administración de los quioscos del atrio de la Catedral, adquisición de bombas para extinguir incendios, administración de las escuelas de pintura, escultura, música y dactilografía, otorgamiento y denegación de becas para las escuelas a su cargo, riego de las calles, donaciones, disposición de basuras, arrendamiento de la casa de El Edén, campeonatos nacionales de futbol, mantenimiento del Bosque de la Independencia, ofrecimiento de homenajes póstumos, publicación de la revista Progreso, mejoras a los parque de la ciudad, reformas a algunos puentes como el de Colón, trabajos en la avenida La Playa, apertura de calles, organización de conciertos, otorgamiento de condecoraciones, telefonía pública, correo urbano, siembra y limpieza de árboles y aceras de la ciudad (León y Ramírez, 2015)

Quizá, uno de los aspectos más relevantes de las operaciones y obras de la SMP, es que estas actividades fueron delegadas desde la administración municipal a la entidad, lo que evidenció que su rol se desplazaba de los intereses privados al espacio del bienestar y el mejoramiento público. Junto a estas iniciativas, es fundamental recordar y destacar que, con motivo del Centenario de la Independencia, la Sociedad de Mejoras Públicas de Medellín promovió durante una década diversos proyectos para la ciudad, como el concurso Medellín Futuro, que tuvo como objetivo pensar y perfeccionar el plano de la ciudad con el fin de ampliar y mejorar el entorno. De ese modo, el proyecto de Jorge Rodríguez, ganador del concurso y premiado por la SMP con 200 pesos, planteó la construcción de parques, la ampliación de vías, construcción de puentes y siembra masiva de árboles.

Por otra parte, es relevante recordar el proyecto editorial de la entidad que publicó el primer número del periódico Progreso el 4 de octubre de1911, y que para 1926 transformó su formato a revista. En este espacio de divulgación, la SMP rendía cuentas sobre las obras ejecutadas, publicaba artículos sobre urbanidad, órgano, aseo, civismo, estado de la ciudad y diversas noticias, convirtiéndose en una fuente invaluable para conocer la historia de Medellín.

Sin embargo, más allá de ser la gestora de iniciativas públicas, una de las principales acciones que la SMP desarrolló para la ciudad fue la fundación del Instituto de Bellas Artes en 1910, espacio que le dio a la región la posibilidad, por primera vez en su historia, de vivir una formación académica en arte. Así lo sostuvo el entonces presidente de la entidad Don José A. Gaviria, al afirmar “lo indispensable de la educación artística, de la formación del gusto, del cultivo de lo bello”. A las escuelas de pintura y música se sumó la de dactilografía que, con cursos gratuitos, como se puede rastrear en la correspondencia de 1916 que reposa en el Centro de Memoria de la SMP, fue uno de los primeros espacios de formación para mujeres en Medellín, con miras a una labor desvinculada del hogar y, a la par, cubría las necesidades emergentes propias del desarrollo industrial, al capacitar a la población en diversos oficios.

Además, hoy queremos destacar dos acciones de la SMP, de vital importancia para la vida de la ciudad de Medellín. Por una parte, la construcción del Palacio de Bellas Artes en 1926, edificio que en 1996 fue declarado Bien de Interés Cultural de la Nación. En la actualidad, en este lugar se desarrollan algunas actividades formativas de la Fundación Universitaria Bellas Artes- FUBA, fundada en el 2006, y primera institución de educación superior dedicada exclusivamente a las artes. Por otra parte, la apertura al público, el 11 de marzo de 1960, del Zoológico Santa Fe, con 257

animales. Lo más relevante de este caso es que, después de 60 años de funcionamiento, el 15 de septiembre de 2020 el Zoológico se transformó en el Parque de la Conservación, un centro para la protección de la fauna silvestre y que plantea en sus líneas estratégicas el desarrollo de acciones para la protección y restauración de los ecosistemas; la realización de procesos en pro del bienestar animal desde los componentes médico, nutricional y biológico; y el fomento de la apropiación social del conocimiento con énfasis en la conservación de la biodiversidad. En la actualidad, el Parque es, además, centro de Ciencia, Museo y está en el proceso de ofrecer a la ciudad el segundo Jardín Botánico gracias a la importante flora que posee.

En la actualidad, la SMP sigue realizando acciones para la ciudad, de la mano de sus tres entidades: Instituto de Bellas Artes, Parque de la Conservación y FUBA. Con estas entidades, la SMP continua sus actividades e insiste en los intereses que fueron, en gran medida, causa de su fundación: apunta a promover preocupaciones, reflexiones e intervenciones del espacio urbano con el proyecto La Serpiente, con el cual pretende aportar a la transformación del eje de la avenida La Playa, epicentro cultural, artístico y social de Medellín, uniendo en este propósito a los actores públicos y privados que interactúan en este territorio. Además, la SMP adelanta el proyecto de consolidación del Territorio de Ciencia, Arte y Biodiversidad, en la zona de Guayabal, el cual es evidencia de que nuestras acciones e intereses son más amplias, pues tenemos presencia en entidades que hemos apoyado y creado como el Teatro Pablo Tobón, el Jardín Botánico y el Museo de Antioquia. Finalmente, no sobra recordar que la SMP sigue comprometida, 125 años después de su fundación, a continuar siendo referente de responsabilidad social y de procesos de conservación y biodiversidad.

About The Author