“De $3,2 billones, entre déficit y desfinanciación, es el hueco fiscal que actualmente tiene Medellín”: Fico Gutiérrez .

  • Al día de hoy, la administración de Gutiérrez encuentra una desfinanciación de $2,86 billones en proyectos y programas que requieren recursos para operar con normalidad el próximo año.
  • Además, un déficit de $412 mil millones en entidades del conglomerado público que tienen pérdidas acumuladas y/o necesidades de recursos para su operación.

En un tercer balance del empalme con la administración saliente, el alcalde electo de Medellín reiteró que, por parte de su equipo, este proceso no ha finalizado pues no se ha recibido a satisfacción la información requerida y hay gran preocupación por lo que se ha encontrado en diferentes entidades y dependencias. Destacó que Metroparques, una de las entidades más cuestionadas, sólo permitió que se diera una reunión entre ambos equipos y se negó a propiciar nuevos encuentros.

“Nosotros seguiremos trabajando para recuperar la confianza y para que Medellín retome su rumbo. Asimismo, seguiremos entregando nuestros hallazgos a las entidades de control y serán estas las que se encarguen de abrir o continuar las investigaciones pertinentes. A nosotros nos corresponde resolver los problemas, cubrir las necesidades sociales, y eso haremos”, expresó Gutiérrez.

En asuntos de salud, reiteró la preocupación colectiva por la prestación del servicio en entidades como el Hospital General, Metrosalud y el Hospital Infantil Concejo de Medellín. También advirtió que, por ley, no le es permitido cambiar a quienes hoy ocupan cargos directivos y han sido cuestionados por sus manejos administrativos hasta el mes de marzo, y se preguntó si esta crisis, en efecto, aguantará tres meses más en manos de estos funcionarios. Además, pidió al personal de salud de estas entidades que no cesen las actividades; manifestó que entiende y comparte sus reclamos, pero les solicitó aguantar para afectar lo menos posible a la comunidad.

Por otro lado, preocupan temas de infraestructura como el Metro de La 80 que está desfinanciado en $1,1 billones, y no cumpliría con la fórmula establecida en la Ley de Metros; es decir, el Distrito tendría que aportar mucho más del 30% para sacar adelante este proyecto en comparación con lo que aportaría la nación. Además, la gestión predial tiene retrasos, en promedio, de un año.

Finalmente, destacó que la línea ética activada por el equipo de la administración entrante ha recibido más de 120 denuncias anónimas sobre presunta corrupción y presuntas irregularidades al interior del conglomerado. Los ciudadanos y funcionarios pueden seguir comunicándose al 018000 112 469.

“A pesar de este difícil panorama, quiero dejar un mensaje de optimismo: ya nosotros, con nuestro equipo de expertos, hemos ido entregando a las autoridades estos y otros hallazgos. La prensa también ha hecho un gran trabajo. Incluso la ciudadanía ha estado muy activa. Ya esto será tarea de los organismos de control. Nosotros vamos a llegar es a trabajar. Va a ser difícil recuperarnos, pero estamos más unidos que nunca como ciudad y lo vamos a lograr. Vamos para adelante”, concluyó el alcalde electo.

About The Author