Lo que debe tener en cuenta si acostumbra a incluir arroz en la dieta de su mascota.

123RF

Cuando existe un alto consumo de arroz en gatos y perros, se da la posibilidad de que padezcan de varias enfermedades periodontales.

Pese a que es un hábito común complementar la dieta de las mascotas con proteínas y cereales como el arroz, es importante tener en cuenta sus efectos negativos en sus organismos si esta adición se hace de forma desmesurada, o sin tener en cuenta problemas subyacentes presentes en el organismo de los animales.

La alimentación es un proceso clave para prevenir enfermedades, así como para asegurarle un desarrollo óptimo en todos los ciclos de la vida de su animal de compañía. Una suplementación adecuada de su dieta diaria permitirá que su gato o perro no desarrollé a futuro afecciones que incidan en su salud.

Aunque habitualmente muchos dueños de mascotas acostumbran a darle arroz como complemento de su dieta a base de concentrado, cuando este cereal se consume de manera unitaria, como único producto, puede llevar a que se generen ciertos problemas gastrointestinales.

Lo que primero se debe tener en cuenta antes de tomar la decisión de incluir este cereal en la alimentación de su animal de compañía, es saber si su perro o gato sufre de alguna enfermedad relacionada con la diabetes.

Según Christian Valencia Hernández, médico veterinario con especialización en sanidad animal y experiencia en clínica de pequeñas especies, el consumo de arroz no representa un tema grave o que traiga peligros importantes para las mascotas si estas gozan de un estado de salud óptimo, cosa que no ocurre cuando padecen de alguna afección.

El arroz se vuelve peligroso cuando tenemos pacientes, sobre todo con diabetes, recordando que el arroz es un carbohidrato, que finalmente se convierte en azúcares”, precisó Hernández.

La diabetes, según el experto, se caracteriza por una deficiencia o mala absorción del azúcar, por lo cual, se mantienen niveles muy altos en la sangre, ya sea por problemas de insulina o por la enfermedad per se.

“Cuando nosotros tenemos una dieta alta en granos, carbohidratos o en azúcar, vamos a aumentar los niveles en sangre de azúcar, por ende, vamos a tener problemas en la salud de sus mascotas”, resaltó Hernández.

Además, cuando existe un alto consumo de arroz, se da la posibilidad de que padezcan de enfermedades periodontales. Una elevada presencia de azúcares se vuelve un medio de cultivo y crecimiento bacteriano entre los dientes.

El sarro es una calcificación de comida en descomposición y bacterias que están presentes en la boca, y se van acumulando entre el diente y la encía, y el arroz o los azúcares favorecen a este tipo de problemas. Según Hernández, una enfermedad periodontal grave se genera, aparte del daño bucal, problemas cardiacos y renales.

“A pesar de que dentro de la dieta de ellos se usa mucho el arroz por su buen aporte de fibra, las comidas, que son superpremium o premium holísticas, usan otro tipo fuente de fibra para evitar una retracción gingival, piezas móviles, abscesos o pérdida de la pieza dental”, concluyó Hernández.

Es fundamental hacer una evaluación previa con un médico veterinario del estado de salud de su mascota, con el fin de prever la aparición de alergias alimentarias, dificultades digestivas, riesgos de padecer obesidad, entre otras afecciones que impacten negativamente su organismo. Un asesoramiento nutricional preliminar dictaminará el grado de tolerancia que tiene su mascota frente a este cereal.

Por: AGRONEGOCIOS

About The Author