Comfenalco Antioquia entregó 225 becas en Suroeste. 

  • Para el presente año, la Caja de Compensación invirtió cerca de 230 millones de pesos en esta región para brindar educación de calidad a hijos de sus afiliados categorías A y B.
  • El subsidio educativo permite el acceso y la permanencia de niños, niñas y adolescentes al sistema educativo y favorece el acceso de personas con discapacidad a servicios de atención integral en instituciones especializadas. 
     
  • La Caja fortalece la educación en el territorio para impactar a las familias y a los municipios de la región y llevar oportunidades de calidad. 

De las más 7.000 becas que Comfenalco Antioquia asignó este año en todo el departamento, 225 se quedaron en Suroeste para brindar oportunidades a niños, niñas, jóvenes y personas con discapacidad de las categorías A y B, es decir con ingresos familiares iguales o inferiores a los cuatro salarios mínimos. 

De los 10.300 millones de pesos que la Caja invirtió en las nueve regiones de Antioquia, cerca de 230 millones de pesos fueron para Suroeste, beneficiando a estudiantes matriculados en jardines infantiles, colegios privados e instituciones especializadas de calidad, con una educación pensada de acuerdo con las necesidades y proceso de cada alumno. 

Uno de los beneficiados es John Jairo Castro Villa, papá de Ana María, de 15 años, que se desempeña como vendedor y es padre cabeza de hogar. Su hija cursa el grado 10 y desde hace cuatro años recibe este beneficio para estudiar en el Colegio Cooperativo Alejandrino Restrepo de Ciudad Bolívar. “Recibimos el 90% de la mensualidad; esta beca es de mucha ayuda para el hogar porque podemos tener a nuestra hija en un colegio privado, donde la educación es más personalizada y con mayor calidad, sin sacrificar otras cosas como la canasta familiar”, dice.  

Entre los afiliados favorecidos también está Carolina Cossio Tuberquia, quien asegura que es un aporte muy importante y significativo para que los niños tengan la posibilidad de seguir estudiando. “Para nosotros como padres de familia es un apoyo extra para seguir impulsando a nuestros hijos en esta educación y es un alivio económico”, resalta.  

En lo que coincide Ana María Restrepo Aguilar, coordinadora de Educación Formal de Comfenalco Antioquia, al explicar que “estas becas no solo alivianan las cargas de las familias, sino que también acompañan el proceso de vida, tanto de los estudiantes como de sus padres y de la comunidad educativa que está alrededor de todo este ecosistema”.  

La coordinadora afirma que para Comfenalco Antioquia hablar de transformación social necesariamente va ligado a hablar de educación. Por ello, la Caja tiene una apuesta muy fuerte alrededor de las becas que fortalecen la educación en el territorio para impactar a las familias y a los municipios de la región y llevar oportunidades de calidad. Estas becas demuestran la apuesta social en las regiones, apoyando la economía del hogar y reafirmando el compromiso de transformar vidas a través de la educación.  

El subsidio educativo permite el acceso y la permanencia de niños, niñas y adolescentes en el sistema educativo regular de carácter privado y favorece el proceso de ingreso de las personas con discapacidad y sus familias, a servicios de atención integral en instituciones especializadas que atienden necesidades específicas.   

About The Author