Alerta por altas cifras de deforestación en la Jurisdicción de Corantioquia.

Durante los meses de marzo y abril de 2023, se identificaron 29 alertas con áreas mayores a 10 Hectáreas deforestadas, en 10 municipios de la jurisdicción, obteniendo un área total afectada de 527,25 Hectáreas.
La cifra de deforestación acumulada entre los meses de enero y abril de 2023, teniendo en cuenta los polígonos de más de 10 Hectáreas es de más de 600 Hectáreas, es decir un 28% más que la cifra de áreas deforestadas en el primer semestre del 2022, que alcanzó 467, 51 Hectáreas.

Corantioquia emite una alerta a la opinión pública sobre el alto número de hectáreas deforestadas que se presentan en diferentes municipios de la jurisdicción. Mediante herramientas de interpretación de Imágenes Satelitales la Corporación, en conjunto con la metodología del Sistema de Monitoreo de Bosques y Carbono -SMByC- del IDEAM en apoyo con WWF, ha identificado las áreas con mayor nivel de pérdida de la cobertura vegetal de bosque natural para priorizar acciones de prevención y control.

Igualmente, mediante las alertas desarrolladas por el Sistema de Monitoreo de Bosques y Carbono -SMByC- del IDEAM en apoyo con WWF, se detectaron 7 polígonos deforestados en menos de una semana, en los municipios de Segovia, Yondó, Remedios, Amalfi, Yalí y Nechí.

La deforestación se distribuye principalmente en las subregiones Nordeste, Magdalena medio y Bajo Cauca, donde se han conservado una de las más importantes áreas y relictos boscosos de Antioquia que son el hábitat de gran variedad de especies de la biodiversidad del continente, en particular, estas áreas conforman un importante corredor para la distribución de especies como el jaguar y el oso andino.

Corantioquia, siguiendo los procedimientos administrativos correspondientes ha dado parte de la situación a los entes territoriales y las entidades con funciones judiciales y policiales para que se surtan los procesos investigativos correspondientes.
Nuevamente se hace un llamado a las entidades territoriales, propietarios, poseedores y comunidades locales a propiciar acciones que favorezcan la conservación de los bosques y a comprender que las áreas boscosas prestan servicios fundamentales para la vida y la productividad de los ecosistemas y que son el hábitat de una gran variedad de especies de la

biodiversidad, entre ellos del jaguar y otros felinos que se ven altamente amenazados en su supervivencia.
Asimismo, se convoca a la institucionalidad regional y nacional para que se garantice la articulación de la planificación y ordenamiento agropecuario en el marco de los intereses de conservación, uso sostenible y protección de los ecosistemas, entendiendo que los bosques son fundamentales para la regulación hidrológica y conservación de los suelos, entre otros servicios imprescindibles para el desarrollo rural, la soberanía alimentaria, la adaptación al cambio climático y la sostenibilidad del sector agropecuario del país.

About The Author