La misteriosa reaparición de las insignias azules en algunas de las cuentas de Twitter con más seguidores.

Algunas cuentas de Twitter con más de un millón de seguidores han recuperado su distintivo azul, sin tener que pagar un centavo.

La cantante estadounidense Beyoncé, el capitán de la selección de fútbol inglesa Harry Kane, el presentador y productor de televisión británico Richard Osman y la exSpice Girl, Victoria Beckham, son algunos de los que han recuperado la insignia que certifica que sus cuentas en la red social pertenecen realmente a ellos.

La cuenta de Twitter de BBC también tiene de nuevo su insignia y no ha pagado por ella.

Antes de que la red social fuera comprada por Elon Musk, el distintivo azul era una insignia de verificación de identidad que Twitter concedía gratuitamente.

Originalmente se utilizaba como herramienta de autenticación, diseñada para ayudar a detectar las cuentas falsas y frenar la propagación de desinformación.

Ahora es un símbolo de que una cuenta se ha afiliado a un servicio premium llamado Twitter Blue, el cual incluye un proceso de verificación. Hay varios precios dependiendo de dónde se haga la suscripción, pero ronda los US$8 al mes.

Beyonce cantando.
Pie de foto,La cantante estadounidense Beyoncé es una de las que ha visto como su cuenta de Twitter recuperaba el símbolo que certifica la autenticidad de la misma.

Una iniciativa polémica

Las personas que tenían el tick azul y que decidieron no pagar la cuota de suscripción, empezaron a perderlo el 20 de abril.

El locutor James O’Brien, que cuenta con 1,1 millones de seguidores, es uno de los que ya ha recuperado su insignia tras haberla perdido. Y confirmó que no había pagado nada.

También señaló que algunas cuentas con menos de un millón de seguidores también habían recuperado su tick azul, “ungido enteramente a discreción de Elon Musk”.

Eliot Higgins, fundador de la organización de investigación Bellingcat, confirmó el viernes que el distintivo azul y la verificación de Bellingcat le habían sido concedidas gratuitamente por la plataforma.

Musk ha afirmado que él mismo pagó las suscripciones del escritor de novelas de terror Stephen King, del actor William Shatner, el primero en encarnar al capitán James T Kirk de la saga Star Trek; y la del jugador de baloncesto Lebron James. Todos ellos habían criticado el plan de Twitter.

Foto de la cuenta de Twitter de Musk en un celular.
Pie de foto,El propietario de Twitter, Elons Musk, defendió su polémica iniciativa de cobrar por verificar la autencidad de las cuentas de sus usuarios, alegando que las finanzas de la plataforma están en una situación desesperada.

Al momento de escribir esta nota, algunas celebridades, como el actor Ryan Reynolds, que también es propietario del club de fútbol británico Wrexham, seguían sin tener un tick azul, a pesar de tener más de 21 millones de seguidores.

Se ha informado de que la eliminación de las marcas azules heredadas tuvo que hacerse manualmente, por lo que es posible que el proceso de reinstalación también sea un proceso manual que continuará en los próximos días.

El plan Twitter Blue ha tenido un lanzamiento problemático. Al principio se retrasó luego de que aparecieran cuentas falsas haciéndose pasar por organizaciones oficiales, y en las últimas semanas tanto los suscriptores como las antiguas cuentas verificadas han tenido el mismo aspecto.

Los tuits de los suscriptores tienen mayor visibilidad, las publicaciones individuales pueden ser más largas y tendrán menos anuncios.

Musk justificó la iniciativa alegando que las finanzas de la empresa estaban en una situación desesperada cuando se hizo cargo de ella y que Twitter registraba pérdidas de US$4 millones al día.

Twitter no ha revelado cuántas personas han optado por suscribirse a su nuevo plan hasta ahora, pero la firma de aplicaciones Sensor Tower estimó a TechCrunch que la plataforma tenía alrededor de 386.000 suscriptores en marzo de 2023.

Esto no incluye las suscripciones realizadas en el sitio web de Twitter en lugar de en su aplicación. Sin embargo, la cifra es una pequeña fracción de su base de aproximadamente 300 millones de usuarios.

Por: BBC

About The Author