La medicina prepagada podrá seguir operando, pero no habrá prelación en el servicio.

Expertos indicaron que este escenario debe ser aclarado en la discusión que se haga respecto al proyecto pues falta regulación.

La discusión sobre el articulado de la reforma a la salud también ha tocado a la medicina prepagada y los seguros privados.

El documento dicta que estas entidades podrán seguir funcionando y comercializando sus servicios bajo las normativas tal y como vienen funcionando respecto a su operación, financiación y prestación de servicios.

Sin embargo, de acuerdo con Jesús Albrey González, abogado experto en sector salud y gerente de González Páez Asociados, “hay una contradicción en el texto normativo, porque es claro que las empresas de medicina prepagada tienen una función independiente al aseguramiento, pero los planes voluntarios y complementarios no, porque se trata de precisamente complementar los planes de las EPS en el proceso de atención, por lo que no se entiende cómo existirían sin la base de los mismos planes, que son las EPS”.

El experto también indicó que este escenario debe ser aclarado en la discusión que se haga respecto al proyecto. “La norma contempla que no podrán existir escenarios que privilegien la prelación en la atención dentro del nuevo sistema de salud, lo que se busca con estos planes de medicina prepagada es precisamente mejorar las condiciones de infraestructura, por la que habrá que esperar la reglamentación del Gobierno para ver cuáles serían estos servicios y las ventajas de adquirir estos planes” agrega González.

En contraste, Juan Eduardo Guerrero, presidente de la Asociación Colombiana de Salud Pública, considera que la medicina prepagada podrá seguir operando de la forma en que lo viene haciendo, “habrá instituciones aseguradoras que son capaces de tener esos modelos de medicina prepagada y los pueden sostener, estas van a sobrevivir y habrá una selección natural” indica.

En ese sentido el sector de la economía que es pequeño pero que existe en Colombia, según el presidente de la asociación, podrá tener la posibilidad de mantener los servicios complementarios como siempre ha sido.

Referente a la operación territorial, según Guerrero, las entidades que ofrecen servicios de medicina prepagada podrán operar en todo el país, esto sería diferente a la forma de operar de la afiliación de régimen contributivo o beneficiario de las EPS.

“Si tiene la capacidad de tener atención a nivel nacional puede hacerlo, ya depende de lo que ofrezca la institución”, complementa Guerrero. “Hay que entender que esto es para un grupo reducido de la población”.

Un punto relevante del articulado es que “los suscriptores de los planes y seguros no tendrán prelación alguna cuando utilicen el sistema de salud, al cual tienen derecho”.

Frente a esto, por ejemplo compañías como Sura están apenas revisando el articulado. “Se ha conformado un equipo técnico para analizar cada uno de los puntos del proyecto de ley y, de esta manera, trabajar con los diferentes actores del sector”, dijo la EPS.

Por: LR

About The Author