La agricultura, el sector inmobiliario y la construcción encabezan la lista de trabajos que más generan felicidad y provocan meno estrés.

La estabilidad económica ya no es el indicador más importante a la hora de elegir trabajo. De hecho, el Washington Post demostró que las personas más felices y satisfechas con sus labores diarias no son las que ganan más dinero.

La felicidad, el sentido que se le imprima a la actividad y el nivel de estrés son lo ítems que definirán el ranking de los trabajos que más generan emociones positivas.

En primer lugar está la agricultura, la tala y la silvicultura pues tienen los niveles más altos de felicidad y los niveles más bajos de estrés, con 4,4 y 1,9, respectivamente. Estas calificaciones están en una escala de 0, el más bajo, hasta 6, el más alto.

Estos datos se obtuvieron gracias a la encuesta del uso del tiempo elaborada por la Oficina de Estadísticas Laborales. La encuesta sobre el uso del tiempo generalmente pide a las personas que registren lo que estaban haciendo en un momento dado durante el día, pero en cuatro encuestas recientes también preguntaron a un subconjunto de esas personas qué tan significativas eran esas actividades, o qué tan felices, tristes, estresados, doloridos y cansados ​​se sentían en una escala de seis puntos.

El sector inmobiliario, el de alquiler y el arrendamiento está en segunda posición del ranking y cuenta con un puntaje de felicidad de 4,2 y de sentido de 4,4. Le sigue la construcción y la gestión de residuos que, aunque son profesiones que no tienen un alto status, son fundamentales en cualquier sociedad y el nivel de sentido de estas tres actividades se mantiene sobre 4 puntos.

En quinto lugar está el sector de la información: periodistas y comunicadores.

Los trabajadores sociales y de atención de la salud se califican a sí mismos como los que hacen el trabajo más significativo de todos, pero ocupan un lugar más bajo en la escala de felicidad. También ocupan un lugar destacado en el estrés.

Los sectores más estresantes son la industria, incluidas las finanzas y los seguros, seguida de la educación y la amplia agrupación de industrias profesionales y técnicas, un sector que incluye la ocupación más estresante: los abogados. Parece que entre más formalidad y menos libertad creativa tengan los trabajos, vendrán cargados de una dosis alta de estrés.

Al igual que la agricultura, la recreación ocupa un lugar destacado en la felicidad. Y las dos actividades tienen una cosa obvia en común: se llevan a cabo al aire libre.

Por: LR