Estadio Edgar Rentería, único punto para recibir donaciones desde hoy martes 8 de noviembre.

Josefina Villarreal-EL HERALDO

Las ayudas podrán ser entregadas en el parqueadero del recinto deportivo por la entrada de la Vía 40.

Las donaciones en la capital del Atlántico continúan aumentando gracias a la respuesta positiva de sus habitantes que desde este domingo se han movilizado para solidarizarse con las familias afectadas por las continuas lluvias torrenciales que han tenido presencia en el departamento desde la madrugada del sábado.

Un total de más de 5.500 ayudas han sido recibidas en los dos centros de acopio habilitados para esta iniciativa: parqueadero del estadio Édgar Rentería y la torre empresarial Terpel. Sin embargo, desde hoy, el único punto disponible será el recinto deportivo a partir de las 8:00 a.m. hasta las 5:00 p.m.

Entre las cosas que se pueden donar están: alimentos no perecederos, elementos de aseo personal, ropa para niños y adultos que esté en buen estado, sábanas y toallas, agua potable y colchonetas.

Más de 48 horas de lluvia provocaron emergencias en múltiples zonas del departamento dejando como resultado el desplazamiento de decenas de familias de sus viviendas, que en su mayoría, fueron colapsadas.

Estas afectaciones conmovieron profundamente a Sabrina Foce, una ciudadana que asistió a la torre empresarial Terpel para donar arroz, pastas, ropa para niños, entre otros artículos.

“Realmente esto ha sido una situación que no esperábamos y me duele, me conmueve mucho ver  cuántas personas han quedado en la calle y aquí estamos como familia apoyando a más familias”.

Las familias procedentes del interior del país también se unieron a una causa que consideraron necesaria para que las comunidades atlanticenses sientan el apoyo de sus coterráneos.

Miguel Duarte llegó a visitar a su familia este fin de semana desde la capital del país y decidió trasladarse al estadio Edgar Rentería motivado por los estragos que observó en los territorios del Atlántico.

“Rompe el corazón ver todo lo que está pasando. Nosotros no salimos a ningún lado por las lluvias, pero sí nos lamentamos de ver a tanta gente perdiendo sus cosas y por eso hoy estamos aquí”.

Por su parte, el alto consejero para la Convivencia del Atlántico, Manuel Díaz manifestó su agradecimiento con todos los corazones bondadosos que han aportado incansablemente desde este domingo.

“Hay que seguir solicitando ese apoyo al corazón de los atlanticenses. Ha venido gente de todas partes del país para que esas ayudas sigan fluyendo porque hoy la gente de nuestro departamento está atravesando momentos difíciles y me llena de satisfacción ver el compromiso y la solidaridad de la gente del departamento para ayudar al prójimo”.

Por: EH