Entérese cuáles son los servicios digitales que pagarán impuestos.

Servicios digitales.

Este pago entraría a regir a partir del primero de enero de 2024. 

La semana pasada fue aprobada la reforma tributaria del gobierno de Gustavo Petro y entre los puntos que pasaron está el impuesto a las plataformas digitales, contemplado en el Artículo 48, bajo la figura de ‘tributación por presencia económica significativa en Colombia’.

Es así como se encontrarán sujetos al impuesto sobre la renta los servicios de publicidad online, los servicios de contenidos digitales (sean online o descargables), incluyendo aplicaciones móviles, libros electrónicos, música y películas. Los servicios de streaming (video, música, podcasts o cualquier contenido digital), los servicios online de plataformas de intermediación (plataformas de movilidad) y suscripciones digitales (audiovisuales, noticias, juegos, revistas, música, periódicos).

Otra de las líneas que también deberán pagar impuestos son los servicios o licenciamientos de motores de búsqueda online, estandarizados o automatizados; softwares personalizados, servicios en la nube, suministro de enseñanzas o entrenamiento a distancia, suministros de derecho de uso o explotación de intangibles, cualquier servicio prestado a través de un mercado digital con destino a usuarios ubicados en el territorio nacional.

De acuerdo con el texto final en el Congreso, “la persona no residente o entidad no domiciliada en Colombia a la que se refiere esta disposición, podrá optar por declarar y pagar en el formulario del impuesto sobre la renta, una tarifa del 3% sobre la totalidad de los ingresos brutos derivados de la venta de bienes y/o prestación de servicios digitales, desde el exterior, vendidos o prestados a usuarios ubicados en el territorio nacional”.

José Daniel López, director ejecutivo de Alianza IN, gremio de las aplicaciones, señaló que este resultado es una “victoria” importante, ya que se “logró mitigar significativamente el impacto del impuesto digital que crea la reforma tributaria”.

“Logramos reducir la tasa para que no se pague el 5% del ingreso bruto como venía, sino que sea un 3% del ingreso bruto. Es decir que se logró una reducción del 40% en el valor de esa tasa. Asimismo, logramos que no entre en vigencia inmediatamente, sino a partir del primero de enero del 2024. Esto último es importante porque uno de los mayores temores que existen sobre estos impuestos digitales es que en general no hay en el mundo esa figura, son figuras muy escasas, actualmente solo tienen este impuesto India y Nigeria, pero no lo tiene ningún país de América Latina”, comentó López.

Plataformas de movilidad

López agregó que este tiempo que tardará el impuesto en regir, un año, servirá también para que las plataformas puedan discriminar los ingresos por país, con el fin de desarrollar las contabilidades específicas.

“Para una plataforma que presta un servicio de manera global tener la posibilidad de discriminar qué ingresos toma en un país y desarrollar contabilidades especificas en función no es una tarea sencilla, es una tarea que requiere tiempo y por eso lograr un periodo de alistamiento de un año es positivo. Asimismo, también será un año que nos permitirá mirar si la Ocde logra avanzar en su impuesto digital colectivo, porque si la Ocde logrará avanzar, ese impuesto prevalecería sobre el impuesto local que creó la reforma tributaria”, comentó López.

Por último, el director ejecutivo de Alianza IN, apuntó que si bien en Cámara se eliminó que este impuesto no aplique en plataformas educativas, en el Senado no alcanzó a quedar, con lo cual esperan a que se resuelva en la conciliación.

PORTAFOLIO