LO QUE DEBE CONSIDERAR PARA PREVENIR, DETECTAR Y CUIDAR A SUS CABALLOS DE AEROFAGIA.

El caballo criollo colombiano presenta una relevante prevalencia de aerofagia, que posiblemente obedece tanto a factores inherentes al animal como a externos relacionados con el manejo.

Una de las enfermedades silenciosas y bastante dañinas para los equinos es la aerofagia. Esta patología se da cuando los caballos, por diferentes causas, empiezan a tragar más aire de lo normal, lo cual les desencadena diversos problemas de salud que deben ser atendidos de inmediato.

El que sea una enfermedad causada por varios factores hace que pueda ser padecida por caballos en diferentes entornos y que sea más común de lo que se piensa.

Los equinos que padecen aerofagia presentan algunas características claras como barriga protuberante, desgaste de los incisivos, dificultad para masticar, cicatrices en la barbilla y signos de osteoartritis. Es por eso que cuando se identifique uno o varios de estos síntomas se deben tomar medidas al instante.

“Estos padecimientos pueden llevar a un detrimento en el animal puesto que se desgastan sus dientes, tienen perdida de peso y pueden llegar a desencadenar cólicos”, comentó Natalia Peláez, veterinaria y docente de la Universidad CES.

Cómo tratamiento, según los especialistas, se recomienda dar espacios de libertad a los equinos, pues su principal causa es el aburrimiento y estrés al estar encerrados. “Un aspecto importante es tener pesebreras confortables y horarios establecidos de alimentación. Si hay ayunos muy prolongados, los caballos pueden adquirir este tipo de conductas que pueden desencadenar en la aerofagia”, expresó Juan David Patiño, zootecnista especializado en caballos.

Según el estudio ‘Prevalencia y factores de riesgo del comportamiento anormal estereotipado aerofagia en el caballo criollo colombiano’, realizado por los miembros del Grupo de Investigación Centauro de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de Antioquia, en Colombia la aerofagia tuvo una prevalencia superior a la mayoría de otros reportes de Suramérica.

La investigación, publicada en la Revista de Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Nacional de Colombia en su edición 1, volumen 68, de 2021, reveló que “el caballo criollo colombiano presenta una relevante prevalencia de aerofagia, que posiblemente obedece tanto a factores inherentes al animal como a externos relacionados con el manejo, pese a significativos avances en el mejoramiento y en la elaboración de una consciencia por el bienestar en los sistemas modernos de explotación”.

En la investigación fueron encuestados 42 criaderos, entre los que se presentó un total de 1.063 caballos criollos colombianos (488 machos y 575 hembras). De esta población, 5,27% (56 animales) fue plenamente identificado con aerofagia.

“La aerofagia, posiblemente obedeció tanto a factores inherentes al animal como a factores externos relacionados con el manejo”, explicaron los autores.

Sin embargo, aseguraron que se requiere el diseño de estudios longitudinales sobre prácticas de manejo y de líneas dentro de la raza. Esto, para cuantificar y validar la información relacionada con la posible predisposición genética o racial a la aerofagia y a otras estereotipias y comportamientos anormales observados. Algunos afirman que la adquieren por caballos de su pesebrera.

Tener Las pesebreras organizadas es clave

Uno de los aspectos clave del que hablan veterinarios y zootecnistas a la hora de prevenir la aerofagia es tener pesebreras y establos organizados, limpios y con flujos de alimentación precisos. Esto hará que los caballos no sufran estrés y no desarrollen enfermedades como la aerofagia. La recomendación en cuanto al espacio es tener pesebreras individuales de 3 x 3 metros y también se debe lograr que la alimentación se cumpla en los horarios debidos.

Por: AGRONEGOCIOS.CO