Estudio revela que un alza de 1% en el salario mínimo reduciría en 1% el empleo.

República prende las alertas a propósito de la estimación del Gobierno de subir el mínimo más de 10%.

Un incremento del salario mínimo de 1% por encima de la inflación, tendría un efecto inversamente proporcional sobre el empleo, es decir, se reduciría en 1%, según un reciente estudio realizado por un equipo de investigadores del Banco de la República.

En el documento se miden los efectos del alza del salario mínimo en la macroeconomía colombiana, a partir de un supuesto aumento de 1% por encima de la inflación.

El informe concluye que el mínimo aumenta la destrucción de empleo, reduce la creación, aumenta los despidos, reduce la contratación e incrementa el ‘churning’, entendido como la rotación general del personal en una organización.

De acuerdo con los datos del estudio, la afectación en el empleo se daría en mayor proporción en la creación, ya que del 1% que resultaría afectado, 60 puntos básicos corresponden a la reducción en la creación y los 40 puntos restantes serían por una mayor destrucción de empleo.

Además, el informe estima que se pierden cerca de 46.000 empleos formales al año, y los efectos más fuertes del alza del mínimo se dan en empresas de 20 empleados o menos, así como en los más nuevos emprendimientos.

En cifras concretas, un aumento real de 1% del salario mínimo, destruiría unos 72.200 empleos y aumentaría la tasa de desempleo en 0,3 puntos porcentuales y la informalidad en 0,1 p.p. Según la proyección con datos de 2022, este incremento del mínimo llevaría la tasa de desempleo a 12,5% y de la informalidad a 42,6%.

Los efectos en otras cuentas del Gobierno

El estudio del Banco de la República estima que el alza del mínimo no solo afectaría al empleo, sino a otras cuentas fiscales del Gobierno Central. Según el documento, el PIB de Colombia se reduciría en $1,92 billones, con el incremento del salario mínimo legal de 1% por encima de la inflación.

Así mismo, el déficit de 2022 pasaría de 7,0% del PIB a 7,1% con este incremento hipotético, producto del efecto combinado de reducción de las contribuciones a la seguridad social, el aumento de las prestaciones en el sector pensional, la disminución de impuestos directos e indirectos y el aumento de gasto público por concepto de nómina.

¿Qué pasaría con un incremento del mínimo como el de 2022?

El Gobierno del expresidente Iván Duque subió el salario mínimo en 10,07% este año para que llegue a $1 millón. De acuerdo con cálculos del Banco de la República, esto significó un aumento real de 3,25%, es decir, el incremento por encima de la inflación pasada.

El estudio publicado por el Emisor también hizo los cálculos de cómo serían los efectos si se da un alza del mínimo similar en 2023. De acuerdo con el informe, con un incremento del mínimo de 3,25% se destruyen unos 229.800 empleosla tasa de desempleo subiría 0,9% a 13,1% y la informalidad se incrementaría en 0,3% hasta una tasa de 42,8%.

En cuanto a los efector por fuera de lo laboral, el PIB de Colombia se reduciría en más de $6,17 billones y el déficit pasaría de 7,0% a 7,2%, un aumento de $2.400 millones.

Gobierno estima alza del mínimo de más de 10%

Los empresarios y las centrales obreras todavía no han instalado la mesa de concertación que establecen cada año para negociar el aza del salario mínimo, pero el nuevo Gobierno de Gustavo Petro ya lazó su primera señal de lo que se propondrá para el incremento para 2023.

El viceministro de Hacienda, Diego Guevara, dijo que el Gobierno proyecta una inflación que oscilaría entre 10% y 10,5% al cierre de 2022, por lo que el incremento del mínimo no deberá estar por debajo de ese rango. En ese orden de ideas, el incremento estaría entre $1.110.000 y $1,150.000.

Claro está que la inflación viene subiendo más de las expectativas de los analistas, por lo que la estimación del Gobierno podría subir de aquí al cierre del año. La inflación anual en Colombia se ubicó en 11,44% en septiembre y los economistas proyecta que cierre 2022 en 11,22%, según la encuesta mensual de expectativas del Banco de la República.

Por: LR