La tienda Makro San Juan en Medellín, se renovó para mejorar la experiencia de compra de sus clientes.

Después de una gran remodelación, la tienda en Medellín está lista para ofrecer una nueva experiencia: más cercanía a sus clientes, más ahorro y mayor impacto positivo en su entorno, haciendo que la experiencia de compra del cliente sea novedosa, cómoda y práctica.

Desde el 8 de octubre, se hará la reapertura de la tienda San Juan de Makro. La compañía de retail con 27 años de experiencia en el mercado colombiano renovó esta tienda, que inició sus operaciones el 2 de octubre de 1996 en la ciudad, para brindarle una mejor experiencia a sus clientes e impactar positivamente en su entorno y la comunidad.

Por una parte, en la nueva tienda los clientes continuarán con la posibilidad de comprar de acuerdo a sus necesidades, ya que Makro ofrece la posibilidad tanto a las familias como a los negocios de comprar productos de tamaños pequeños o grandes, sea por unidad o por cantidad.

En la renovación de la tienda San Juan se realizó una inversión de $18,573 millones para dotar a Medellín de un espacio que va más allá de la actividad comercial y apuesta por ser un polo de bienestar y urbanismo para los habitantes de la ciudad de la eterna primavera.

Se destacan nuevas zonas que mejoran la experiencia dentro de la tienda, como el área de frío con neveras y sistemas de fríos innovadores, renovación del piso de ventas, la charcutería y área de perecederos y un Juan Valdez para acompañar la vivencia del consumidor.

Además, como parte de la estrategia, la nueva tienda tendrá un mural de 90 m, pintado por el artista Yesgraff, para representar la cultura de la ciudad.

Por otro lado, los cambios en la tienda ubicada en la Av San Juan con carrera 65 hacen parte del plan que tiene la compañía para impactar positivamente en su entorno.

Entre los avances más importantes en contribución a los que se llegó con la remodelación, están la protección y cuidado del medio ambiente, que ha sido parte central de la operación de Makro en el país, a través de cambios estructurales que permiten a la tienda ser amigable con el medio ambiente.

Así mismo, al momento de tener la autorización pertinente, se realizará una compensación arbórea de por lo menos 74 árboles, distribuidos en 15 especies. Los mantenimientos de esta compensación serán ejecutados por un periodo de cuatro años, con intervenciones periódicas para asegurar su bienestar y sus servicios ecosistémicos. La compañía invertirá más de $23 millones de pesos en el cuidado de los árboles y su siembra.

En línea con estos planes ambientales,  la tienda San Juan iniciará en las próximas semanas el proceso para obtener la certificación internacional LEED, que avala este proyecto como  ecoeficiente y sostenible. Medellín será la segunda ciudad en la que Makro tiene el 100% de sus tiendas con esta certificación.

Los paisas ahora contarán con dos tiendas en la ciudad, completamente cómodas y construidas con estándares de alta calidad para impactar positivamente en la vida de los empresarios, emprendedores y familias que encontrarán en Makro el aliado que necesitaban para hacerse dueños del ahorro.