En Colombia hay 168 peajes, conozca dónde hay más y cuáles son los más costosos.

En la vía Bogotá – Villavicencio está el peaje Pipiral, que tiene un costo de $20.100, y de Rionegro a Medellín el del Túnel de Oriente vale $19.300.

Los peajes son una forma de financiar el mantenimiento de las vías y carreteras del país y el Gobierno es el encargado de regularlos, pero generalmente son centro de polémicas por las quejas de los usuarios por los altos costos y la cercanía de algunas casetas que a veces están a menos de 100 km.

El peaje más caro de Colombia es el de Pipiral de la concesión Coviandina, en la vía que conecta a Bogotá con Villavicencio, que tiene un costo de $20.100 para vehículos de categoría I, es decir, automóviles, camperos, camionetas y microbuses con ejes de llanta sencilla.

Para los de categoría II (buses, busetas con eje trasero de doble llanta y camiones de dos ejes) cuesta $39.600, para la tercera categoría (camiones y vehículos de pasajeros de tres y cuatro ejes) vale $27.100. Para las categorías superiores que son vehículos de más de cinco ejes, las tarifas van de $47.400 a $102.500.

Le siguen los peajes de Sajonia y Seminario del Túnel de Oriente, entre Medellín y Rionegro, que valen $19.300. El tercero está al otro extremo de la capital de Antioquia, el peaje de Aburrá del Túnel de Occidente, en la vía que comunica a Medellín con Santa Fe, cuesta $18.100, y por esta misma vía, el peaje Palmitas vale $16.200, el cuarto más caro.

Para completar el top cinco, la estación de Marahuaco de la Concesión Costera, cuesta $15.200 en la vía que conecta a Cartagena con Barranquilla.

En Colombia hay 168 casetas de peajes y el Instituto Nacional de Vías (Invias) es responsable del mantenimiento de 34 estaciones, mientras que la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) es la que se encarga de estructurar y gestionar las demás concesiones viales en el país.

Durante el proceso de empalme del nuevo gobierno de Gustavo Petro, trascendió que entre 2022 y 2023 se tendrían que instalar 19 peajes más para financiar las obras que ya fueron terminadas en diversos megaproyectos que hacen parte de las vías de cuarta generación (4G).

Por eso se volvió a radicar una iniciativa en el Congreso por parte del senador Fabián Díaz Plata que busca disminuir las casetas de cobros de los peajes por todas las vías de Colombia y que la distancia mínima entre dos peajes sea de 150 kilómetros.

Sobre este proyecto, el director del Observatorio de logística y movilidad del Centro de Investigaciones para el Desarrollo de la Universidad Nacional, José Stalin Rojas, dijo que en algunos tramos sí hay una cantidad excesiva de peajes y cercanía por kilómetro.

Especialmente en las vías concesionadas o lo que se llamaba autopistas de la prosperidad. “Un trayecto desde Bogotá hacia las principales capitales es oneroso. Es mas barato ir en avión en algunos casos”, aseguró Rojas.

El consultor y experto en movilidad y transporte Eduardo Behrentz agregó que no es una discusión nueva, pero no deja de ser polémica. “Ojalá no sea una iniciativa ideológica que diga que los privados ganen menos, sino que sea una aproximación técnica en la que nos expliquen para qué. Es populista y fácil decir, queremos peajes más baratos, por lo que la explicación debería ser más sofisticada que esa”, aseguró Behrentz.

Por: LR