Dentro de poco es posible que tengas que pagar para usar WhatsApp, Instagram y Facebook.

La red social ha creado un equipo interno encargado de buscar y crear posibles funcionalidades de pago para sus redes sociales, según informa ‘The Verge’

No corren los mejores tiempos para las redes sociales. Ni para Twitter ni tampoco para Meta, esa red social conocida hasta hace cosa de un año como Facebook. La tecnológica está sufriendo debido a la desaceleración del negocio publicitario -el más importante que tiene con diferencia- y al enorme gasto a fondo perdido que supone la construcción de ese nuevo mundo virtual conocido como metaverso, en el que Mark Zuckerberg está volcado. Todo esto está llevando a que la compañía busque nuevas fuentes de ingresos, y entre ellas figuran futuribles funciones de pago en Facebook, WhatsApp e Instagram.

Así lo recoge la tecnológica en un memorando al que ha tenido acceso el medio especializado ‘The Verge’. Según se señala, la empresa ha creado una división encargada de encontrar crear posibles funciones que obligarían al usuario a realizar un desembolso extra.

La llegada de funciones de pago va en contra de las políticas que ha mantenido Meta hasta la fecha. La tecnológica siempre había preferido mantener sus redes sociales de libre acceso apostando por hacer negocio con los datos de los internautas. En su momento, incluso deshizo los planes de la anterior dirección de WhatsApp de comenzar a solicitar a los usuarios un pequeño pago anual para seguir utilizando la ‘app’.

El grupo, llamado ‘Nuevas experiencias de monetización’, estará dirigido por Pratiti Raychoudhury, quien anteriormente fue jefa de investigación de la tecnológica. Los planes de la empresa de comenzar a buscar opciones de pago en sus redes sociales no van en contra de que la empresa siga centrada en exprimir el negocio publicitario, que representa cerca de la totalidad de los beneficios de Meta.

«Creo que vemos oportunidades para crear nuevos tipos de productos, características y experiencias por las que la gente estaría dispuesta a pagar y estaría emocionada de pagar», dijo John Hegeman, vicepresidente de monetización de Meta, en conversación con el medio anteriormente citado.

En principio, el objetivo de la compañía es que los pagos por funcionalidades ayuden a mejorar las cuentas en el medio plazo. Al menos, en lo que la construcción del metaverso alcanza su punto álgido. Cabe recordar que Zuckerberg espera que, en los próximos diez años, el nuevo mundo virtual sea la principal fuente de negocio de la empresa.

MÁS INFORMACIÓN

WhatsApp ya permite realizar compras desde la ‘app’ en el país en el que es más popular
Zuckerberg se prepara para competir con Apple: presentará sus nuevas gafas de realidad virtual el próximo octubre
Mientras que eso ocurre, Meta debe ingeniárselas para mantener los beneficios, ya que el dinero que se está gastando en la construcción del metaverso procede, directamente, de las redes sociales de la compañía. En los últimos meses la división de Realidad Virtual de la empresa, clave en la consecución del nuevo mundo virtual, ha arrojado pérdidas de miles de millones de euros trimestre tras trimestre.

Por: ABC