El nuevo Google Maps te muestra las ciudades en 3D.

Aunque Google Maps ya permitía ver una vista tridimensional de las ciudades, hasta ahora lo hacía con mallas tridimensionales simplificadas y sin texturas.

Esta imagen de Londres no es una foto pero tampoco una recreación en 3D hecha por ordenador. Es más bien una mezcla de ambas cosas y también la última novedad que llega a la aplicación de mapas de Google, Google Maps.

Durante el discurso de apertura de la feria de desarrolladores Google I/O, el CEO de la compañía, Sundar Pichai, ha demostrado esta nueva “vista inmersiva” que aprovecha las fotografías realizadas a pie de calle de la herramienta Street View para crear modelos tridimensionales de las ciudades que pueden servir para hacerse una idea general de una zona que se vaya a visitar.

“Digamos que estás planeando un viaje a Londres y quieres encontrar los mejores lugares para ver y lugares para comer. Con una búsqueda rápida, puedes elevarte virtualmente sobre Westminster para ver de cerca el barrio y la impresionante arquitectura de lugares como el Big Ben”, explica Miriam Daniel, vicepresidente a cargo de Google Maps.

Estos modelos en 3D incluyen animaciones del tráfico o pájaros volando para conseguir un efecto más realista y no se limitan sólo al exterior de los edificios. También es posible hacerse una idea de cómo es el interior de un local explorándolo a vista de “dron”.

Aunque Google Maps ya permitía ver una vista tridimensional de las ciudades, hasta ahora lo hacía con mallas tridimensionales simplificadas y sin texturas.

EL NUEVO GOOGLE WALLET

No es el única herramienta de Google que va a sufrir cambios importantes este año. La cartera virtual Google Wallet se ha rediseñado para incluir más que tarjetas de crédito. A partir de ahora será también el lugar donde gestionar tarjetas regalo, de fidelización, certificados de vacunación o entradas a cines y conciertos. En algunos países podrá servir también para almacenar versiones digitales de documentos de identidad o permisos de conducir y, en un futuro, llaves NFC para abrir el coche o la puerta de casa.

Aunque nació con esa aspiración, Google decidió hace unos años simplificarla y centrar la experiencia sólo en los pagos, rebautizando el producto como Google Pay. Ahora que terceras compañías y agencias gubernamentales están más abiertas a la idea de utilizar documentos digitales, sin embargo, Google ha visto una buena oportunidad para resucitar el viejo concepto de una cartera virtual.

MÁS IA

Junto a estas nuevas aplicaciones, la mayor parte de la conferencia inaugural de Google I/O ha estado dedicada a las herramientas de inteligencia artificial que la empresa está integrando en cada vez más servicios y productos. El traductor Google Translate, por ejemplo, tendrá pronto soporte para 22 nuevos lenguajes y Youtube añadirá este año subtítulos traducidos automáticamente al móvil en 16 idiomas.

Pero uno de los productos que más beneficiado se verá este año es Google Workspace, el conjunto de aplicaciones y servicios destinados a empresas y que incluye la aplicación de videoconferencia Google Meet.

Google ofrecerá ahora transcripción automática de las reuniones que se organicen con esta herramienta. De este modo, las personas que no asistan a una reunión podrán saber de qué se ha hablado. También elaborará resúmenes de los puntos más importantes de forma automática, una función que ya ha empezado a mostrar en Gmail y Google Docs.

Google también utilizará varias técnicas de inteligencia artificial para mejorar la calidad del vídeo y el sonido en las reuniones.

Uno de los problemas más frecuentes a la hora de hacer videoconferencia es la mala iluminación de los espacios, sobre todo en el hogar. Una nueva función, Portrait Light, permitirá iluminar el rostro de la persona como si tuviese un foco o aro de luz en frente. Los algoritmos encargados de capturar la imagen también se han perfeccionado para tener en cuenta una mayor variedad de tonos de piel.

El sonido en las conferencias también mejorará gracias a opciones como de-reverberation, que se filtrará automáticamente los ecos que se producen al hablar desde espacios con superficies reflectantes.

Por: EL MUNDO