John Gres, una sinfonía para los oídos.

Con Gio Morales y Armando Plata. Cortesía

 

En su estudio de Miami. Cortesìa gres.usPor Carlos Villada Duque

Escuchar la voz de John Gres es introducirse en el mundo de la sinfonía y la armonía acústica, es percibir música en nuestros oídos así estén educados o no. Este hombre de origen cubano pero con una larga trayectoria de residencia en los Estados Unidos, atendió amablemente una cita con el Extramedios.com, que se siente honrado por tener la presencia de tan admirado y respetado locutor, reconocido mundialmente por sus narraciones de los trailers de Columbia Pictures y de la Sony Pictures y los avances en muchas películas de Hollywood.

De madre inglesa y padre español, John Gres comenzó a trabajar como locutor desde muy temprana edad en su natal Habana y de allí se trasladó con su familia a Nueva York donde adelantó los estudios que sirvieron de plataforma para alcanzar una carrera llena de éxitos y satisfacciones. En sus inicios comenzó como locutor y escritor en la NBC y como locutor oficial de la Radio y Televisión de las Naciones Unidas y posteriormente en la Voz de  América para luego independizarse y trabajar como locutor, productor y narrador de películas, documentales y comerciales para la radio y la televisión.

Desde Miami y Nueva York, esta voz inigualable es escuchada diariamente por miles de radio oyentes de países latinos como Colombia, Costa Rica, Venezuela, Uruguay y Ecuador, entre otros y hoy tenemos el inmenso placer de conocer otros perfiles del considerado más grande locutor de los últimos tiempos.

Como consigna El Extramedios.com hace énfasis en invitados regionales y nacionales, pero la trayectoria y lo que significa este personaje en el mundo de la locución radial, televisiva y cinematográfica, bien vale la pena cederle un espacio como invitado de honor a nuestro portal.

Durante nuestro primer contacto con John Gres, prefirió que se tocasen detalles y modelos que puedan interesar a futuros locutores de nuestro medio y perfeccionar sus talentos para alcanzar sueños y metas en este mundo fascinante de la alocución:

El Extramedios: ¿Soñó de niño trabajar en la radio?
Un momento de descanso
John Gres: “Desde que tenía nueve años la radio tuvo gran atracción para mí.  Al regreso de la escuela, todas las tardes, escuchaba episodios dramatizados de series de aventuras, como El Corsario Negro, Los Tigres de la Malasia, el Capitán Blood, y de novelas del gran escritor de aventuras Rafael Sabatini, y a escuchar con atención a los grandes locutores de la época.  Mi consagración al medio tuvo lugar cuando conseguí que me llevaran a un programa con público de la emisora CMQ, titulado La Corte Suprema del Arte.  Ese día, a los nueve años supe que me dedicaría a la locución, o por lo menos, lo intentaría”.

EE: ¿Qué emisoras escuchaba en Cuba?

JG: “En Cuba escuchaba la CMQ, una de las principales, la RHC Cadena Azul, y la CMK y la CMZ en las que trabajé de locutor”.

EE: En un comienzo, a quién admiraba?

JG: “Fue para mí importante estudiar a los grandes locutores y narradores de Estados Unidos, a donde mi familia se trasladó cuando aún no había cumplido los 20 años.  Si bien esos locutores y narradores hablaban en inglés, no me importaba, pues la manera de expresarse, la personalidad que se deja entrever en la palabra hablada, el estilo eran lo importante, ya fuera el idioma el español, o el inglés”.

EE ¿Cómo llegó a la radio?

JG: “Es una larga historia, pero seré breve.  Mi madre era inglesa, y yo estudiaba desde niño en un colegio americano de la Habana.  Hablaba, pues, inglés.  En mi casa se tocaba piano y se escuchaba música clásica diariamente. Mi hermana estudiaba para ser cantante de ópera. Por casualidad, conocí al director de la emisora CMZ que transmitía programas de música clásica, y retransmitía programas de Estados Unidos en inglés.  El director, el teniente Enrique S. Morales me invitó a una prueba en su emisora.  Demás está decir que yo ya conocía la “onda” o el tono de la emisora, y por lo tanto, fui contratado.  Mis conocimientos musicales y del inglés me ayudaron muchísimo. Además, no faltó el elemento suerte”.

EE: ¿Dónde ha trabajado?
Con Armando Plata, uno de sus grandes amigos en Colombia
JG; “En Cuba trabajé en la CMZ, como acabo de explicar,  y en la emisora CMK de locutor.  En Estados Unidos: como locutor y escritor, en la radio internacional de la NBC, la National Broadcasting Company en Rockefeller Center, Nueva York, en la radio y televisión de la Organización de las Naciones Unidas, la ONU, también en Nueva York. En la Voz de América, trabajé en Nueva York y Washington de locutor, narrador de documentales, escritor y productor”.

EE: ¿Recuerda su primer comercial?

JG: “Sí.  Chesterfield, cigarrillos Chesterfield”.

EE: Anécdotas debe tener muchísimas ¿Nos puede contar alguna?

JG: “Sí. Precisamente, tiene que ver con Chesterfield.  Después de grabar mi primer comercial para ese producto, el comercial tuvo tanto éxito que el productor, un joven de apellido Jacobe de la agencia J. Walter Thompson me llamó para completar la serie y grabé nueve comerciales más.  De ahí salieron toda una serie de comerciales y narraciones que continúan hasta hoy día. En esa época comencé a grabar los trailers de las películas de Hollywood, cosa que hago todavía hoy”

EE: Muchos nos preguntamos cómo se llega a tener una voz como la suya. ¿Nació con esa virtud?

JG: “Ah, no es la primera vez que me lo preguntan.  La respuesta es…no lo sé.  Pero, voy a hacer una pequeña salvedad.  La voz o la buena voz no es necesariamente lo único importante para hacer carrera en esta noble industria nuestra.  Lo más importante, diría yo, es la personalidad del locutor que se refleja en lo que dice, en el tono de su voz, en las pausas que hace, en la forma en que expresa lo que está escrito en el texto. En el ritmo. En la intención que le da a las palabras.  Y, tratándose de un comercial, empaparse, por así decirlo, del texto, de interpretar lo que el cliente quiere decir en su comercial.  Hay Un profesional de los mediosque recordar que el producto es lo más importante que hay que destacar, sin hacer mucho hincapié en el nombre del producto para que no luzca demasiado obvio.  Resumiendo podríamos mencionar que hay cantantes, por ejemplo, que no tienen una voz espectacular, sin embargo, encantan por la forma en  que cantan y de ahí, su triunfo”.

EE: Muchos utilizan trucos para cuidar la voz como tomar ron, agua helada, miel, no se serenan, etc. ¿Cómo la cuida usted?

JG: “Bueno, yo soy abstemio.  No bebo licor alguno desde hace mucho tiempo.  De joven tomaba en eventos sociales, pero nunca me gustó mucho el alcohol.  Yo bebo, antes de una grabación, té caliente con un poco de miel de abeja.  Y si no están a mano, agua no muy fría. Y, por supuesto, por razones obvias, no fumo”

EE: Para todos aquellos que están comenzando en el mundo de la locución o narración ¿qué consejo les puede dar?

JG: “Para mí lo más importante es conocer a fondo el idioma y la gramática de nuestra lengua.  Aconsejo releer la gramática que todos hemos estudiado en el colegio y adentrarnos un poco más profundamente en ella. El idioma es, para el locutor, lo que el bisturí para el cirujano.  Es primordial.  Para quienes empiezan recomiendo leer en voz alta lo más posible.  Aprender a leer sin tropiezos.  Al principio despacio y luego con mayor rapidez una vez que se domina la lectura.  Es un trabajo arduo, pero imprescindible”.

EE: Que le gusta grabar mas. ¿Poesías o comerciales?

JG: “Poesías, naturalmente”.

EE: ¿En nuestro país usted es admirado por la gente del medio. ¿Tiene muchos amigos aquí?

JG: “Son tantos, pero mencionaré algunos con el perdón de aquéllos a quienes no menciono aquí.  Marco Aurelio Álvarez, Armando Plata Camacho y, claro está, Julio Sánchez Cristo”.

EE: ¿CuNavegando en el velero Bowdoin en la costa de Maineál es su frase preferida?

JG: “Son dos, la primera es ésta: “Una noche…una noche toda llena de perfumes, de murmullos y de músicas de alas, Una noche en que ardían en la sombra nupcial y húmeda las luciérnagas fantásticas…” del gran poeta colombiano José Asunción Silva.

Y del chileno Pablo Neruda: “Puedo escribir los versos más tristes esta noche…escribir, por ejemplo, la noche está estrellada y tiritan azules los astros a lo lejos”.

EE: ¿Se imagina haciendo algo diferente?

EE: “Pues no.  Hago lo único que sé hacer”.

EE: ¿Cuál considera ha sido su mejor grabación?

JG: “La narración  completa de una película de largo metraje de Orson Welles sobre Nostradamus, el astrólogo y médico francés del siglo XVI y sus extraordinarias  profecías.  En esta película, narrada totalmente, escribí la adaptación del guión al español y la producción completa de la versión en nuestro idioma. Además, doblé al propio Orson Wells en sus parlamentos en cámara. Fue una labor intensa. Como se dice en inglés  “a labor of love”.

EE: Por último, le puede enviar un saludo a quienes visitan el portal de El Extra Medios.com

JG: “Con mucho gusto.  Pero antes quiero darle las gracias por invitarme a esta entrevista.  Muchas gracias. Les habla John Gres.  Para todos los que nos visitan en Elextramedios.com, un saludo cordial”.

AUDIO ENTREVISTA:

{play}http://www.audiofarm.org/jusspitti/audiofile/11898.mp33{/play}

Segunda Parte

{play}http://www.audiofarm.org/jusspitti/audiofile/11899.mp3{/play}

Tercera Parte

{play}http://www.audiofarm.org/jusspitti/audiofile/11900.mp3{/play}

Despedida

{play}http://www.audiofarm.org/jusspitti/audiofile/13353.mp3{/play}