¿Cómo hacer compras más seguras a través de Internet?

Imágenes. cortesía

 

Por Laura Virga
laura@lisboaagency.com

Las compras online ofrecen actualmente un elevado nivel de seguridad, de ahí que año tras año, la facturación del comercio electrónico no deje de aumentar. A pesar de ello no puede decirse que comprar online esté exento de riesgos, ya que siempre existe la posibilidad de que en las transacciones electrónicas los datos lleguen a manos inadecuadas. Neolo hosting te ofrece algunas recomendaciones de seguridad para evitar sustos al realizar tus compras.

Mantener el equipo libre de virus y spyware

El problema del equipo tenga virus no es únicamente que su funcionamiento sea más lento. Los troyanos son virus que permiten a otras personas tener acceso a la computadora y en muchas ocasiones, ver en tiempo real qué acciones se están llevando a cabo. Por lo tanto, hay que evitar que un extraño tuviese acceso a información sensible, como contraseñas o información financiera. ¿Cómo lograrlo? Teniendo siempre actualizado tanto el sistema operativo de la PC como el antivirus.

Comprar en sitios web de confianza

En el sitio web donde se va a realizar la compra se recomienda revisar el domicilio, política de privacidad, política de devoluciones, y “googlear” en busca de opiniones de otros consumidores. Si todo parece en orden no hay por qué desconfiar, pero si llegara a haber algo extraño, siempre hay muchas otras tiendas online donde se puede adquirir el mismo producto. Mejor no arriesgarse en aquellos sitios que nos generen dudas.

Comprar solo a través de una conexión segura

Las redes wifi de cafeterías y centros comerciales no son las más adecuadas para hacer compras. En ese entorno es mucho más sencillo que una persona con conocimientos avanzados de informática pueda robar información privada, ya que las conexiones públicas no ofrecen el mismo nivel de seguridad que las privadas. Por lo tanto, para comprar online, mucho mejor hacerlo desde el hogar. No olvides revisar a la izquierda de la URL que haya un candado verde con la palabra ‘Seguro’, esto garantizará que los protocolos de seguridad del sitio están activados.

No hacer clic en enlaces extraños que lleguen por e-mail

El Phishing es la suplantación de identidad de empresas, y se trata de una técnica cada vez más utilizada para cometer estafas online. Si llega un email con alguna oferta de una web que resulte conocida, no se pierde nada por ser precavido y buscar dicha oferta desde la propia web, tecleando su dominio en la barra de direcciones. Nunca brindes ninguno de tus datos personales vía email.

Revisar regularmente los movimientos de bancarios

A pesar de todas las precauciones, nadie está libre de la posibilidad de sufrir una estafa online. Eso sí, revisar el extracto bancario regularmente en busca de movimientos o cargos sospechosos  permitirá detectar lo que sucede mucho antes, y por tanto, ponerlo en conocimiento del banco para que tomen las oportunas medidas.

Las compras por Internet son cada vez más cotidianas ya que suelen ofrecer los mismos productos que las tiendas, pero más baratos. Sin embargo, no debes olvidar que además de cuidar tu bolsillo, también tienes que cuidar tu información personal.

https://www.neolo.com/ mexico/hosting.php