Ya circula el primer vehículo “dualizado” de hidrógeno verde y diésel de Colombia.

Para la empresa AngloGold Ashanti, se trata de un paso intermedio para adoptar vehículos 100% a hidrógeno verde. Los detalles del proceso y los primeros resultados del proyecto, a continuación.

En junio, la empresa minera AngloGold Ashanti decidió, bajo el modelo de economía circular, convertir uno de sus vehículos diésel por uno dualizado con hidrógeno. Se trata del primero de su tipo en el país. 

Portal Movilidad dialoga con Andrés López Bermúdez, gerente de Innovación de la compañía, quien relata los detalles del proyecto compartido con las firmas chilenas Quintil Valley y Andes H2, y las colombianas Solenium y Energética. También recibió el apoyo de Ecopetrol y la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI). 

¿Cómo inició el proyecto?

Calculamos nuestras emisiones y nos dimos cuenta que había varias oportunidades. También había una chance de aplicar hidrógeno verde principalmente para el transporte de carga de nuestro concentrado de cobre de la mina al puerto. 

Nos dimos a la tarea de revisar qué estaba pasando en el mundo. Creemos que integrar una tecnología que dualice hidrógeno verde y diésel puede facilitar y habilitar la demanda o motivar a que este energético renovable avance en Latinoamérica. 

¿Qué vehículo eligieron?

Es una camioneta Toyota. Por el estándar de cinco años que tenemos había salido de operación, pero decidimos hacer un ejercicio de economía circular y darle un poco más de vida. 

¿Cómo lo llevaron adelante?

Nos juntamos todas las compañías y nosotros pusimos a disposición un vehículo. Hicimos una integración de la tecnología de gas, pero con ajustes especiales para dosificar el hidrógeno verde inyectado. 

Detrás de esta tecnología que estamos mezclando, hasta con el 30% de hidrógeno verde que se inyecta no existe la necesidad de modificar el motor. Simplemente es una inyección de la mezcla de diésel y eso nos ha generado unos resultados de reducción de emisiones de hasta el 45% frente a lo que normalmente se emite. 

¿Cuánto tiempo les llevó?

El proyecto lo iniciamos en junio, mientras hacíamos las revisiones de riesgo técnicas El 1° de septiembre ya estaba moviéndose por Colombia.

Las empresas de Chile ya habían realizado esta dualización, entonces había un conocimiento previo. Eso nos permitió probar la tecnología en Colombia con un taller local certificado, que nos ayudó a hacer los ajustes finales para la operatividad. 

¿Cuál fue la mayor dificultad?

Está asociada a los riesgos. La compañía no poseía ningún estándar vinculado con el hidrógeno verde. Surgían preguntas como, qué tan operativo queda el carro después o qué riesgos implica el uso de hidrógeno en un vehículo a lo largo del país. 

¿Este proyecto tiene otros objetivos a futuro?

Pertenecemos a la Cámara de Hidrógeno Verde de la ANDI. Lo que estamos motivando es que existan nuevos pilotos de este tipo en diferentes industrias para tener las primeras hidrogeneras disponibles. Este tema va a crecer a escala cuando tengamos un hidrógeno verde más competitivo. 

En unos cuatro o seis años, empezaremos a tener un listado de precios más atractivo, creo que todavía estamos en fases iniciales desde el punto de vista de la comercialización en volumen de hidrógeno verde.

En nuestro caso, ya el próximo año haremos pruebas con camiones de carga con esta tecnología. 

¿Es más competitivo a nivel costos respecto a un vehículo 100% a hidrógeno verde?

Cuando pensamos en un vehículo 100% a hidrógeno verde, hay que considerar que un kilogramo de hidrógeno puede valer 1.5 dólares y te va a poder permitir una movilidad de 150 kilómetros. Mientras un galón de diésel, que vale el doble, te ofrece un rango siete veces menor. 

¿Crees que desde el Gobierno puede llevarse adelante alguna medida para fomentar esta clase de proyectos?

Pienso que puede mediar incluso con otros impuestos para que se incentive mucho más rápido este tipo de industria y facilitar pilotos, para finalmente finalizar la fase de pruebas con estas tecnologías. 

¿Preferirías un vehículo completamente impulsado por hidrógeno?

Yo creo que es mucho más eficiente un carro totalmente a hidrógeno. No obstante, la realidad es que este caso -el del piloto- puede hacer que el energético sea más atractivo para ser adoptado por el mercado. 

Por: PORTAMOVILIDAD