EPM renueva redes de acueducto en el Occidente de Medellín para beneficiar a más de 600 mil personas.

• Las obras se realizan en las comunas: 7 (Robledo), 12 (La América),

11 (Laureles-Estadio) y 6 (Doce de Octubre)

• El proyecto ha generado 1.250 empleos, el 30% de ellos para habitantes de la zona de influencia del proyecto conocido como Cadena de Occidente

• Las áreas intervenidas quedan con mejores andenes y vías, facilitando la movilidad y el bienestar de los vecinos, además de un servicio óptimo

El proyecto Cadena de Occidente, una de las obras más importantes que adelanta EPM para el beneficio de 153 mil usuarios, que equivalen a más de 600 mil personas, cumple cinco años desde su inicio, con notables avances que han permitido el mejoramiento en la prestación del servicio de acueducto. En estos cinco años se han invertido 161 mil millones de pesos.

Un proyecto que incluye la construcción de 27 kilómetros de redes de acueducto y 10 tanques de almacenamiento de agua potable, además de la ampliación de un tanque más, con el propósito de garantizar la seguridad hídrica y aportar al bienestar de las familias que habitan en el Occidente de Medellín, en sectores como: Calasanz, Suramericana, Estadio, La América, San Javier La Loma, Robledo, Palenque, Porvenir, Aures, Cucaracho, Pedregal, Pajarito, Picacho, Doce de Octubre, París y el corregimiento de San Cristóbal. El Proyecto, que alcanza un 44% de ejecución total, ya tiene instalados 11.673 metros de redes de impulsión y conducción sin contar con la distribución. De estos, 6.482 metros ya están operativos.

En estos cinco años de trabajos, pensando en llevar a los usuarios un servicio de acueducto con calidad, continuidad, cobertura y disponibilidad, se destacan:

– Construcción de conducciones e impulsiones, que fortalecen las existentes para llevar el agua a sectores altos de Medellín, como lo son: Aures, Porvenir, Palenque, Cucaracho y Robledo.

– Construcción de una subestación de energía en Robledo para mejorar el desempeño de los bombeos que permiten impulsar el agua hasta las residencias y comercios del sector.

– Ampliación de la capacidad del tanque de almacenamiento de agua potable Hamacas, que pasó de 500 m3 a 1.200 m3, beneficiando a San Cristóbal, Pajarito y la cárcel El Pedregal.

– Los equipos instalados en el bombeo Porvenir obtuvieron concepto técnico favorable en eficiencia energética por parte de la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME) y certificación ambiental por parte de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA).

– Con la Fundación EPM como aliada se desarrolló el programa de educación ambiental en los tramos UVA Guayacanes, Cucaracho-Pajarito y Macarena-Calasanz parte alta, impactando a 54 líderes de la comunidad.

En obra

En la actualidad, se encuentran en construcción el tanque Calasanz en su parte alta y la impulsión Macarena-Calasanz, desde la autopista Sur a la altura de La Macarena ascendiendo por la canalización hacia Calasanz. Esta intervención busca optimizar el servicio de acueducto en Calasanz, que ha tenido un dinámico crecimiento en los últimos años con nuevas urbanizaciones.

En otro frente, las cuadrillas avanzan con las obras de la nueva red de impulsión en Cucaracho hasta Pajarito, y un nuevo bombeo, con el fin de mejorar el transporte de agua que va hacia Cucaracho y el corregimiento de San Cristóbal. En la UVA Guayacanes, sector Porvenir, comenzó la construcción de un tanque en vidrio fusionado al acero para mejorar la continuidad en la prestación del servicio para los habitantes de esta zona.

Lo que viene

Está en proceso de contratación el bombeo Palenque-Cucaracho, cuya impulsión está lista desde 2021 e incluye la construcción de otro tanque en vidrio fusionado al acero en Cucaracho.

También se cuenta con el diseño de las impulsiones Calasanz-El Cristo, tanque El Cristo, bombeo Calasanz, impulsión El Cristo-La Loma, tanque La Loma y bombeo El Cristo. Adicionalmente, se procede con los diseños de las redes América-Corazón y tanque Pajarito. Además, se tiene el diseño de la Cadena Pedregal, integrada por cuatro nuevos tanques en concreto, sus nuevas redes de impulsión y el mejoramiento de los bombeos.

Con estas obras, que se proyectan hasta 2027, se espera garantizar la continuidad y disponibilidad en la prestación del servicio de acueducto actual y futuro en el occidente del Distrito de Medellín y así aportar al desarrollo y bienestar de la comunidad.