Lo que es verdad y mentira sobre la inflación en Colombia.

Inflación EFE

El economista Camilo Herrera habló sobre las falsas creencias o especulaciones respecto a las altas cifras que registra el país. 

Tanto en Colombia como a nivel mundial se vienen registrando cifras históricas de la inflación. Incluso, para octubre de 2022 se reportó una inflación de 12,22 %. Situación que ha generado preocupación a nivel económico. 

Ahora bien, el economista y fundador de Raddar, Camilo Herrera, en su columna de este jueves 8 de noviembre en Portafolio, titulada ‘Aclaraciones inflacionarias’, explica algunos de los mitos que existen alrededor de las altas cifras inflacionarias que registra el país. 

En un principio, el analista aclara que la inflación, a nivel conceptual, está mal “entendida, usada y comprendida, por eso, es importante entenderla“. 

Asimismo, ante la creencia de que “la inflación es el impuesto de los pobres”, Herrera la desmiente asegurando que esta no genera más recaudo tributario exceptuando los productos con IVA. Por el contrario, causa que las personas de ingresos bajos les toque comprar menos cosas. 

Ahora bien, respecto a la idea de que la inflación debe ser baja, asegura que esto no es del todo cierto. “Sabemos lo duro que ha sido para Ecuador por una demanda décil; recordemos nuestras bajas inflaciones por debajo de 2% en algunos meses de 2010, 2013 y 2020, que fueron duras épocas: hay que tener un equilibrio entre alta y baja“, explica Herrera. 

También se ha hablado de que los más recientes registros la inflación ha llegado a sus máximos en la historia del país. Afirmación que también desmintió Herrera: “Si bien es cierto, que estamos en el dato más alto en 23 años, también que no es la más alta si se compara con la inflación mundial: si acabamos este año con una inflación de 13 % y el mundo con 8 %, sería de 1,6 veces más grande que la mundial, que es menor que la que tuvimos en 2015 cuando duplicamos la inflación mundial (6,8 %, 2,8 %), o en 1997, cuando la triplicamos (17,5 %, 6 %)”. 

Asimismo, el experto desmiente que la inflación se traduzca solo en el aumento de los precios que sienten las personas. “Es el aumento de precios de una canasta de bienes y servicios fija, suponiendo que siempre compramos lo mismo y por eso las compras de las personas hoy tienen inflaciones más altas, en este caso, más de 2 % adicional”, asegura. 

Para Herrera la alta inflación que hay en el país proviene de un exceso de demanda mundial que generó que los precios de los productos básicos suban mucho “ante la incapacidad de la oferta de igualar la demanda; efecto que se multiplica en Colombia, teniendo así la inflación más alta que la de Latinoamérica (lo cual es lo común)”. 

Para él la situación tiene dos posibles soluciones. Por un lado, asegura que el 36 % de la población colombiana no ha vivido una inflación tan alta. Por ello, debe enseñárseles a comprar en un entorno de precios que suben. 

Por otro lado, “el actual aumento del empleo causa que las ventas de las empresas y el gasto de los hogares crezca en el agregado (Macro), pero no en la capacidad de compra de muchas, muchas personas (Micro)“, puntualiza Herrera. 

Por: PORTAFOLIO