Prepárese: las lluvias en el país podrían durar hasta febrero del 2023.

Lluvias en Colombia. ARCHIVO EL TIEMPO

El fenómeno tendría posibilidad del 86 % de llegar a diciembre, según Ideam. Gobierno evalúa medidas ante la crisis climática.

Las condiciones climáticas han venido afectando diferentes situaciones en el país. Los derrumbes, las inundaciones, entre otros riesgos presentados por las lluvias, ponen en vilo el futuro climatológico de Colombia.

De acuerdo con el último Boletín de predicción climática del Ideam, en los próximos meses van a persistir las condiciones del fenómeno de La Niña.

Según las predicciones de la entidad existe una probabilidad aproximada del 86% de que el fenómeno de La Niña se extienda hasta diciembre de 2022. De igual forma, la posibilidad de que se extienda hasta febrero del 2023 es del 60%, según las proyecciones del CPC/IRI.

Bajo este panorama, las variaciones climáticas del país serán moduladas en mayor medida por las perturbaciones de la escala intraestacional, la evolución de La Niña y la dinámica asociada con la temporada de huracanes”, dice el documento.

Para el mes de septiembre, la institución confirma que en el territorio nacional se esperan lluvias por encima de lo normal, con excesos entre 20% y 60% arriba del promedio en los sectores distribuidos sobre los departamentos que conforman las regiones Caribe, Andina, Orinoquía y Amazonía y los excesos alrededor del 80% se concentrarían en áreas del norte en La Guajira. Asimismo, el comportamiento normal predominará en las áreas restantes, destacándose sobre la mayor parte de la región Pacífica y el área insular Caribe.

En lo que respecta a la climatología para el noveno mes del año, de acuerdo con el documento, se transita hacia la segunda temporada de lluvias en las regiones Andina y Caribe (oriente), “mayormente al oriente de ésta última, por influencia del tránsito de ondas tropicales del este, la actividad ciclónica del mar Caribe y la paulatina migración de la Zona de Confluencia Intertropical (ZCIT) del norte hacia el centro del país”, mencionó.

Ante la situaciones presentadas por la precipitación de lluvias en el país, la ministra de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Susana Muhamad aseguró: “Debemos avanzar en el trabajo social y de coordinación en las regiones, con las autoridades, para que el país se prepare ante posibles riesgos que se avecinan. Los mapas de riesgo o de amenaza no están siendo suficientes, deben reforzarse (…) Tenemos que estar preparados, porque estos eventos extremos no serán la excepción, sino que seguirán presentándose por la crisis climática”.

Ahora bien, para predicción climática del mes de octubre se estiman lluvias por debajo de lo normal “con déficit alrededor del 60% con respecto al valor climatológico” en áreas del occidente de Nariño, mientras que las precipitaciones por encima de los promedios, entre el 20% y 60%, se estiman para el centro y oriente de las regiones Andina y Caribe.

Por su parte, Javier Pava, director de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), aseguró que “la temporada de más lluvias ha significado afectaciones en 454 municipios. De estos, 131 municipios se han declarado en estado de calamidad pública, en 10 departamentos: Chocó, Bolívar, Córdoba, Cundinamarca, Huila, Meta, Norte de Santander, Risaralda, Valle del Cauca y Antioquia”.

De igual forma, Yolanda González Hernández, directora del Ideam, comentó que “la recomendación es no bajar la guardia en zonas inestables, seguir monitoreando las riberas de los ríos que mantienen niveles altos, y tomar medidas preventivas en los días en que puedan presentarse lluvias extremas”.

De igual forma, Jorge Bedoya, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), aseguró que algunos alimentos han presentado alzas por las condiciones climáticas. “Depende de la zona donde estén y lo que haya pasado. En algunos casos se van visto afectados por el clima, son fenómenos muy regionales (…) Un precio alto puede motivar a la siembra, pero tampoco sabemos qué podría pasar con estos meses de lluvia, lo que puede afectar a los productos” afirmó el directivo.

De acuerdo con la Organización Meteorológica Mundial, el fenómeno de ‘La Niña’ podría mantenerse hasta el año 2023.
ISTOCK

Emergencia económica

El presidente Gustavo Petro planteó la idea de que en Colombia se debía evaluar si se decreta emergencia económica, para poder afrontar y mitigar los riesgos a causa de la crisis climática y el aumento de lluvias.

El mandatario evidenció su preocupación acerca del invierno y enfatizó en las medidas para prevenir los riesgos que podrían causar las lluvias. “Claro que lo he pensado ¿No es el momento acaso de una emergencia? Los congresistas podrán opinar; los medios de comunicación a nivel nacional, la sociedad toda; pero si vamos a vivir un episodio peor que 2010, en términos de clima, entonces, necesariamente el país tiene que entrar en una emergencia económica”, aseguró el Presidente.

Ante las declaraciones, Alejandro Useche, docente de economía de la Universidad del Rosario, indicó que declarar la emergencia no es nuevo, ya que en las últimas presidencias se ha aplicado y “es una figura que podría dar al presidente facultades extraordinarias que se pueden materializar en decretos que tengan fuerza de ley”.

PORTAFOLIO