El chocolate colombiano que ganó premio en Europa.

Es uno de los mejores descubrimientos que se les pudo cruzar en el vida… de los mejores y más deliciosos, aclaremos. Un chocolate oscuro (con 82% de cacao), relleno de miel cremada es el resultado de la unión de dos emprendimientos, uno de Envigado y otro del municipio de Sabaneta.

laudia Rojas (@mielsamana) y Beatriz Montoya (@clettochocolate) son las artífices de un producto que hace pocos días fue reconocido con medalla de plata en el concurso internacional: AVPA- París, Segunda edición de Chocolates Elaborados desde el Origen.

Química sin químicos

No son familia, simplemente colegas emprendedoras que se encontraron en este camino de los negocios. “Estuvimos participando en el programa ‘Emprender Mujer’ y allí nos conocimos. Hubo química, sin químicos (risas), y se nos ocurrió la idea de juntar nuestros dos negocios, el mío de producción de miel y el de ella (Beatriz) de cacao”, expresa Claudia, vecina de la ‘Ciudad Señorial’.

Es un cacao puro, cuya finalidad también es hacer pedagogía entre los consumidores del chocolate… ¿Y cómo es eso? “Siempre hemos tenido el objetivo de enseñarle a la gente sobre este producto y de lo que compran normalmente en el mercado. Las chocolatinas comunes tienen alto porcentaje de azúcar y grasa con poco cacao. Nosotros cambiamos ese formato y producimos cacao real, desde la semilla, desde su origen”, explica Beatriz.

Y fue eso precisamente lo que cautivó a los organizadores de este concurso francés. Esto, complementado con la miel cremada, puso los emprendimientos de estas dos mujeres en el ojo internacional.

“Nada de esto hubiera pasado si los dos emprendimientos no hubieran hecho click casi que de inmediato. Después de eso hicimos varias pruebas hasta que dimos con el balance perfecto de sabores para así lanzarlo al mercado y postularlo en dicho concurso. Allí obtuvimos la medalla de plata, una ganancia total para el emprendimiento en Colombia”, agrega Claudia.

Esta creación salida entre el cacao y la miel se encuentra en tiendas ubicadas en El Poblado, Envigado, Sabaneta y otros sectores de Medellín. “Es un orgullo que lleguen a nuestras vidas este tipo de reconocimientos. La verdad es que tenemos un producto muy especial, hecho con el talento colombiano, desde el origen”.

Claudia, emprendedora de Orgánicos Samaná.

Y Claudia, una experta en abejas, le hace tributo a su emprendimiento, que comenzó con una misión específica: “Nos preguntamos cómo proteger el bosque húmedo tropical, diverso en especies de fauna y flora, que rodea al río Samaná y la respuesta fue cuidar de las abejas con una de las ramas de la agricultura más amigables con el entorno: la apicultura artesanal”.

Son emprendimientos con un sentido común: resaltar la realización de productos por medio del origen, de la semilla… y del talento colombiano. El chocolate oscuro con miel es una prueba de ello.

Por: EL COLOMBIANO