ASÍ ES EL PROCESO PARA INSTALAR UN SISTEMA DE ENERGÍA SOLAR CON PANELES EN SU FINCA.

Antes de elegir un esquema analice su ubicación, si es para uso personal o empresarial, el estrato y el tipo de techo.

Desde $10.000.000 se puede adquirir un sistema básico de energía solar conectado a la red a partir de dos paneles, aunque dicho valor es solo una referencia y depende de muchos factores, entre ellos, temas clave como la ubicación, si es un usuario personal o empresarial, el estrato, el tipo de techo, el consumo promedio y el número de paneles que se requieran de acuerdo a la energía que se necesite o se desee generar.

Según Santiago Ortega, cofundador y director de Innovación de Emergente Energía Sostenible, en la actualidad es muy fácil acceder a “la fuente de energía más barata de la historia”, tal como lo destaca la Agencia Internacional de Energía, dado que se produce y se consume en el mismo sitio, distinto a la energía de red, que en sus tarifas incorpora la generación, el transporte, la distribución y la comercialización, además de que en la cadena se producen ciertos tipos de pérdidas.

No solo eso, gracias al panel solar se reduce las emisiones de CO2, ya que se evita el consumo de combustible en el sector eléctrico convencional, y para las fincas productivas contiene un atractivo clave: un producto adicional que las ayuda a generar nuevos ingresos económicos, ya que estos sistemas les permiten, por ley, venderle la energía que no se consume a los operadores de la red.

¿Cómo instalarlos?

Si bien las condiciones de cada proyecto pueden variar en virtud de sus especificaciones, le contamos cómo hacer la instalación de los sistemas de energía solar de forma genérica.

1. Identificar la necesidad

El primer paso consiste en identificar la necesidad energética que se quiere atender, para calcular el tamaño del proyecto. Por lo general, señala Santiago Ortega, cofundador y director de Innovación de Emergente Energía Sostenible, quienes ofrecen este servicio le solicitan al cliente datos básicos como la localización de la finca, el tipo de usuario, el estrato y el tipo de techo. Los más recomendados son los de losa de concreto, teja de barro, teja termoacústica, aunque también se pueden en otro material, pero por eso es conveniente acudir a una empresa experta en estas instalaciones, para que revise el techo y determine si cumple o no con lo requerido por el sistema.

En la información también se solicita el consumo de energía y el valor cancelado en el último mes. Esto es necesario para determinar el tamaño del consumo que se va a atender y además para proyectar los beneficios económicos y en cuánto tiempo se obtendrá el retorno de la inversión.

2. Visita técnica

Cuando el instalador tiene la información anterior, procede a realizar una visita a la finca para preparar el montaje. Allí se verifica que, en efecto, el lugar cumpla con los requisitos técnicos, que el techo sea de fácil acceso, que sí soporte el sistema y que no existan restricciones en la infraestructura eléctrica.

3. Comprar los materiales

Cuando el instalador tiene la Tras, tiene listo el chequeo y sabe qué se necesita para el montaje, se procede con la compra de los materiales. Los principales componentes de un sistema de energía solar son:

-Paneles solares.

-Inversor.

-Baterías (opcional para sitios sin red eléctrica o para cuando es necesario o deseado no tener cortes de energía).

-Controlador de carga (solo cuando hay baterías).

-Cableado, tuberías y accesorios.

4. La instalación

El proceso de montaje del sistema, señala Ortega, es muy modular, y parte de la instalación de una estructura metálica, luego se fijan los paneles, después se lleva el cableado por medio de unas canaletas hasta el inversor y luego a la caja de los breakers.

Cuando estas actividades se completan, se procede a hacer dos visitas de verificación; en una de ellas, se certifica que la instalación cumple con el RETIE (Reglamento Técnico de Instalaciones Eléctricas), y en la otra, el operador de red, que es al que se le va a vender la energía solar, legaliza el sistema.

A partir de ese momento, el usuario puede ver reflejado en su cuenta de servicios públicos el impacto de este sistema.

Dos preguntas frecuentes de estos sistemas

¿Qué restricciones existen para su instalación?
Que el área no tenga sombras durante la mayor parte del día y que el techo o la cubierta soporte un peso aproximado de 20 kilogramos por metro cuadrado

¿Se puede generar el 100% de la energía con estos sistemas?
Es posible si tiene el área de techo o un espacio en el suelo suficientemente grande, o si es un sistema aislado (donde no hay red eléctrica o el propietario decide desconectarse de la red de servicios públicos local).

Por: AGRONEGOCIOS