Tigrillo lanudo fue rehabilitado y liberado en el Suroeste antioqueño. 

  • Tras una intensa rehabilitación fue liberado un tigrillo lanudo, especie vulnerable a la extinción, en el Suroeste antioqueño en una reserva forestal protectora; gracias a la articulación del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, Corantioquia y la Universidad CES. 
  • El animal silvestre fue rescatado en julio de 2021 al ser reportado por la comunidad, que indicaba que lo llevaba un perro en sus fauces. 
  • De acuerdo a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza – IUCN -, a la resolución 1912 de 2017 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y al libro rojo de mamíferos de Colombia; el tigrillo lanudo se encuentra en categoría Vulnerable (VU) a la extinción. 
  • Durante nueve semanas se implementó un programa de rehabilitación intensivo para fomentar los comportamientos naturales de supervivencia y se le expuso también a los olores y sonidos de sus presas naturales, para que reconociera en esas señales la oportunidad del alimento. 

La hembra infantil de tigrillo lanudo fue rescatada en zona rural del municipio de Ciudad Bolívar e ingresó al Hogar de Paso de Corantioquia el 1 de julio de 2021. Tras ser evaluada por el equipo de profesionales inició alimentación asistida con fórmula láctea e hidratante. Un primer desafío para el equipo, ya que ninguna alimentación reemplaza la leche materna.

La rehabilitación estuvo liderada por biólogos y médicos veterinarios del equipo que busca la protección de la fauna silvestre del convenio entre el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, Corantioquia y la Universidad CES; y estuvo enfocada en dos componentes fundamentales para la supervivencia: obtención de alimento (cacería) y reconocimiento de peligros. 

Durante sus primeros meses en Hogar de Paso, su cuidado se concentró en su nutrición y desarrollo. Se le ofreció carne en presentaciones adecuadas para su edad y con todos los nutrientes necesarios para su crecimiento. 

El primer reto del equipo humano fue lograr que la pequeña no se improntara, es decir, que no alterara su comportamiento natural por su contacto con las personas, que no se encariñara con los humanos y perdiera sus instintos. Es por ello que se decide adecuar para ella un recinto aislado del contacto con humanos, a donde se traslada una vez que puede alimentarse sola. 

El segundo reto estuvo enfocado en que la pequeña adquiera las habilidades que necesita para sobrevivir y que normalmente aprendería de su madre. Para ello se decide trasladarla en febrero a un recinto ubicado en predios del Centro de Veterinaria y Zootecnia de la Universidad CES, donde se cumplen las condiciones de clima y aislamiento necesarias para una rehabilitación exitosa. 

Una vez culminado el proceso de rehabilitación, y con los comportamientos objetivo adquiridos, se inició la última etapa del camino: la liberación en el medio natural. Para ello, se buscó un lugar cerca de donde fue rescatada, pero que también estuviera aislado de las personas y otras amenazas potenciales. Se eligió un predio en el suroeste antioqueño con excelente conectividad y cobertura de bosque de niebla, alejado de las veredas y las carreteras pavimentadas. 

Desde agosto de 2021 a la fecha, han ingresado 16 felinos silvestres al Hogar de Paso de Corantioquia, la mayoría infantiles, 5 yaguarundis, 2 ocelotes y 8 tigrillos lanudos, de los cuales, tres murieron por condiciones asociadas al tráfico ilegal, uno fue sometido a eutanasia debido a heridas extensas causadas por atropellamiento, uno fue trasladado al Parque de la Conservación, y dos han sido liberados en su hábitat natural. Los nueve restantes se encuentran aún en el Hogar de Paso de Corantioquia, donde se les brinda bienestar .