Liverpool va por todo: se hizo fuerte en los penales y le ganó a Chelsea la final de la FA Cup.

Klopp reemplazó a Luis Díaz en el tiempo extra. REUTERS/Hannah Mckay

En Wembley, fue festejo para los de Klopp en los penales luego de 120 minutos sin goles. Los Reds van ahora por la Champions League y siguen peleando la Premier pero preocupan las lesiones de Salah y Van Dijk.

Liverpool es el nuevo campeón de la FA Cup. Tras igualar sin goles en los 120 minutos que hubo de acción en el mítico estadio de Wembley, se impuso ante Chelsea por 6-5 en la serie de penales. Sí, el equipo de Jugen Klopp, que también va por la Champions League , se adueñó por octava vez del torneo de fútbol más antiguo del mundo. que comenzó a jugarse hace 150 años, en la temporada 1871-1872.

Liverpool empezó mejor y contó con las mejores situaciones de gol en el primer cuarto de hora del partido. Sobre todo, por la conexión entre Thiago Alcántara y el colombiano Luis Díaz, que jugó como wing izquierdo. Fue el sudamericano el que se internó en el área y sacó un zurdazo que la defensa Blue -hoy de amarillo- rechazó casi sobre la línea.

Pero después, Chelsea emparejó el juego y estuvo cerca de conseguir la ventaja. Sin embargo chocó con el arquero brasileño Alisson que les ahogó el grito a Mount primero y a Pulisic después.

Sobre el cierre de la primera mitad, otra vez Liverpool dominó el partido. Sin embargo, a los 32 minutos el egipcio Mohamed Salah sintió una molestia muscular y pidió el cambio. Es la gran figura del equipo de Jürgen Klopp, que prefirió resguardarlo por precaución ya que todavía tiene por delante el cierre de la Premier League (pelea mano a mano con el City por el título) y la final de la Champions ante Real Madrid,  el 28 de mayo, en París.

Klopp abraza a Salah, que salió lesionado. (EFE)
Klopp abraza a Salah, que salió lesionado. (EFE)

El complemento fue otra vez muy parejo y se repartieron el protagonismo y el dominio del balón. Pero sobre el final, Liverpool demostró su jerarquía y terminó en mejor forma. Lo tuvo Luis Díaz con un derechazo que dio en el palo; y también Robertson, que conectó por el segundo palo un centro desde la derecha, pero su zurdazo se estrelló en el poste. Al final terminaron 0 a 0.

Como en la final de febrero por la Copa de la Liga, que Liverpool conquistó en los penales ante Chelsea, igualaron sin goles y tuvieron que jugar un tiempo extra. Pero a diferencia de aquella final, esta vez el partido decisivo fue en la recta final de la temporada y la intensidad de ambos equipos bajó por una lógica merma física de los jugadores. También Virgil van Dijk salió lesionado.

Así y todo, fue emocionante ver al colombiano Luis Díaz picar al vacío una y otra vez para tratar de romper con la defensa de Chelsea, que sobre el final del primer tiempo extra se aferraba a la igualdad cerca del arco de Edouard Mendy y apostaba por salir de contraataque. Nada pasó en el segundo tiempo complementario y todo quedó librado a lo que deparen los penales.

Allí no hubo lugar para Kepa, quien suele entrar en las definiciones de los 12 pasos. Thomas Tuchel lo dejó a Mendy. Pero el resultado terminó del mismo modo porque si bien el senegalés le ganó el duelo a su compatriota Mané, Becker contó con la ayuda del palo en el remate de César Azpilicueta y luego pegó el guantazo de la diferencia tras el disparo de Mason Mount. El griego Tsimikas sentenció la serie con un remate bajo y contra el palo para la alegría de los que nunca caminan solos. 

El certamen, del que toman parte los equipos que compiten en Premier League, Championship, Football League y las otras cinco categorías del ascenso, consagró a un nuevo campeón tras el título que obtuvo el año pasado el Leicester City tras imponerse en la final sobre el Chelsea.

El historial de la FA Cup se mantiene encabezado por el Arsenal con 14 títulos, luego le siguen Manchester United, 12; Chelsea, Tottenham y Liverpool, 8; Liverpool y Aston Villa, 7, en los primeras ubicaciones.

Un fanático del Chelsea. EFE/EPA/NEIL HALL
Un fanático del Chelsea. EFE/EPA/NEIL HALL

Por: CLARIN