20 años después de su lanzamiento, Apple dejará de vender iPods.

Un iPod de Apple.

La versión a la venta hoy, el iPod Touch de séptima generación, se lanzó en el año 2019 y contaba con un procesador similar al del iPhone 7.

20 años después de revolucionar el mundo de la música, el iPod, finalmente, ha muerto. Apple no fabricará más unidades de la actual versión, el iPod Touch, aunque seguirá vendiéndolo hasta que se agote el inventario.

El iPod Touch era el último iPod en el catálogo de la compañía. Se presentó en el año 2007 con funciones parecidas a las de un iPhone pero sin capacidad de hacer llamadas telefónicas o enviar y recibir mensajes SMS. Con los años ha ido evolucionando pero siempre como una versión asequible de entrada al mundo de iOS y la tienda de aplicaciones y juegos de la compañía.

La versión a la venta hoy, el iPod Touch de séptima generación, se lanzó en el año 2019 y contaba con un procesador similar al del iPhone 7, una pantalla de cuatro pulgadas y una cámara de 8 megapíxeles.

“La música siempre ha sido parte de Apple, y llevarla a cientos de millones de usuarios de la forma en que lo hizo el iPod tuvo un impacto más allá de la industria; redefinió cómo se descubre, escucha y comparte”, explica Greg Joswiak, vicepresidente de marketing de Apple.

El iPod original, lanzado en octubre de 2001, se convirtió en uno de los productos más icónicos de la compañía y fue uno de los responsables, junto al iMac, de la explosión en popularidad de Apple tras la vuelta de Steve Jobs como presidente.

Su diseño simple, con una rueda de control central para moverse por el catálogo de música, y su tamaño compacto comparado con otros reproductores MP3 de la época, lo hicieron destacar inmediatamente.

Más pequeño que un paquete de tabaco, presumía de almacenar 1.000 canciones en su interior, una cantidad inmensa de música en la época. La primera generación necesitaba un ordenador Mac para poder transferir la música pero en otoño de 2002, Jobs anunció el iPod de segunda generación, que incluía por primera vez soporte para Windows.

Pero, más allá del dispositivo, el toque genial de Jobs fue asociarlo a una tienda de música, iTunes, en la que se podían comprar canciones de forma individual por 0,99 dólares. El servicio logró frenar la piratería de música y fenómenos como Napster, pero también puso patas arriba a la industria discográfica, acostumbrada a vender álbumes con varias canciones.

En los últimos años, sin embargo, el iPod cada vez ha tenido un papel menos relevante en el negocio de la empresa y menos sentido como producto. Desde el iPhone a los altavoces HomePod, pasando por el iPad, los Mac e incluso el Apple Watch, prácticamente todos los dispositivos de Apple ofrecen ahora la capacidad de reproducir música y acceso a Apple Music, el servicio de música por suscripción de la compañía.

Por: ELMUNDO