Medellín será acompañado por centenares de hinchas en Pereira

Los hinchas lo acompañarán en Pereira, donde se enfrenta hoy (7:30 p.m.) a Internacional de Brasil.

En la madrugada de este martes partían hacia Pereira centenares de hinchas que quieren hacer sentir como en casa al Independiente Medellín, que esta noche (7:30 p.m.) se enfrentará por primera vez con Internacional de Brasil.

Este encuentro, correspondiente a la tercera fecha del grupo E de la Copa Sudamericana, se disputará en el estadio Hernán Ramírez Villegas debido a que el Atanasio Girardot está reservado para el concierto de Maluma, que se cumplirá el próximo sábado.

“La cancha de Pereira es muy linda y está en buenas condiciones; así que si nosotros somos visitantes, ellos también. Vamos a jugar con la misma energía. No creo que tengamos dificultades, queríamos estar en el Atanasio, pero no se pudo. El equipo es fuerte y está bien”, expresó el entrenador Julio Comesaña.

Según el presidente del equipo, Daniel Ossa, hasta el lunes en la tarde se habían vendido un poco más de 2.000 boletas, pero esperan que el número crezca en la antesala del encuentro y se pueda llegar a cerca de 3.500 personas.

“Para nosotros es un reto grande lo que estamos afrontando: mover el partido y que la gente se anime. Por fortuna nos acompañan los resultados y la gente está motivada; hemos puesto nuestro granito de arena para que la logística sea organizada”, explicó.

Los seguidores del conjunto rojo están empeñados en que su elenco no los extrañe y por eso se desplazarán en buen número a territorio risaraldense. A las 5:00 a.m. tenían previsto partir desde el municipio de Caldas varios vehículos particulares, mientras que tres horas antes estaba programada la salida de los integrantes de la barra Rexintenxia Norte, desde Obelisco.

Ejemplo de compromiso

“Vamos a dar ejemplo, llevaremos nuestro bus y encabezaremos la caravana para que el hincha vea que estamos comprometidos con el viaje. Ojalá crezca el número de personas, pero también sabemos que es complejo”, agregó Ossa, quien indicó que la pérdida económica por no poder jugar en el Atanasio este encuentro es cercana a $4.500 millones.

No es la primera vez que Medellín tendrá que jugar por fuera de casa en un torneo internacional. En la Copa Libertadores de 2010 tuvo que disputar dos partidos en el exilio, pues el Atanasio en ese momento estaba en trabajos de adecuación para la inauguración de los Juegos Suramericanos (19 de marzo).

El DIM empató (1-1) frente a Corinthians, en El Campín (10 de marzo) e igualó (0-0) con Racing de Uruguay, en el Palogrande de Manizales (18 de marzo).

El Poderoso llega al duelo de este martes como líder del grupo, con 4 puntos, 2 más que el representativo brasileño que aparece tercero. Ambos vienen de ganar de visitantes en sus respectivas ligas. El conjunto antioqueño frente a Bucaramanga (2-3) por la Liga local y el de Porto Alegre (1-0) ante Fluminense .

Por: EL COLOMBIANO