Los cinco gastos que debe tener en cuenta a la hora de adquirir un vehículo en 2022

Colprensa/VANGUARDIA. (Camila Díaz / Camila Díaz)

Soat, impuesto vehicular y la revisión técnico mecánica son algunos de los costos con los que debe cumplir como requisito de las autoridades de tránsito.

Quizás alguna vez, mientras sufría la congestión en el transporte público, pasó por su mente tener un automóvil. Pero para cumplir este objetivo, es clave tener en cuenta los costos que asumiría, entre los que se destacan los impuestos, el Soat, el seguro todo riesgo, la revisión técnico mecánica, el combustible, el parqueadero, entre otros.

Aunque mantener un carro particular depende del modelo, kilometraje y sus características técnicas, aquellos avaluados hasta en $50 millones deberán pagar un impuesto que equivale a 1,5% del precio total; por lo que en el caso del Chevrolet Spark, uno de los autos más demandados, el monto sería de $345.000, pues está avaluado en $23 millones aproximadamente.

A este rubro deberá incluirse el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (Soat), que en 2022 corresponde a $653.500 para carros con un cilindraje menor a 1.500 y con una antigüedad inferior a 10 años.

Cada vez que un automóvil o una motocicleta circula por las carreteras del país sin Soat le hace un daño inmenso al sistema de salud. Por su evasión, este deja de recibir $1,6 billones, lo que afecta la atención de más de 700.000 víctimas al año”, explicó Miguel Gómez Martínez, presidente de Fasecolda.

El tercer costo que debe asumir es el de la revisión técnico mecánica, que actualmente cuesta, en promedio, $228.400 para livianos particulares, pero cuyo precio varía dependiendo el sistema de combustible que emplee.

Ahora bien, los asesores técnicos y expertos en movilidad difieren sobre la necesidad de tener un carro en una ciudad como Bogotá, por ejemplo.

“Mi recomendación es no adquirir vehículo, no solo es un gasto significativo, con todos los elementos que trae, sino que además es un activo que se deprecia muy rápido, más de 10% anual. Si es por finanzas familiares, es mejor usar transporte público, o ir en moto o en bicicleta”, manifestó Darío Hidalgo, experto en movilidad.

Sobre qué tan conveniente es tener un automóvil en este momento, Rodrigo Ángel, director técnico de la Asociación Nacional de Movilidad Sostenible (Andemos), aseguró que “a mi manera de ver es una muy buena opción, aunque no sea barato. La libertad que da tener carro es algo increíble. ¿Puedes, con otro medio de transporte, tomar la decisión de irte a visitar a algún amigo en otra ciudad y salir inmediatamente? Creo que no. ¿Puedes salir a llevar a alguien a alguna urgencia médica a las 3:00 am? ¿Puedes en servicio público ir un día a visitar pueblos de Boyacá y regresar en la noche? Desafortunadamente el servicio público legalmente establecido en nuestro país es muy deficiente”.

Como consecuencia del alza en los precios del crudo, a raíz del conflicto en Ucrania, los precios del combustible fósil y el petróleo se han incrementado de manera directamente proporcional. Así, los precios de la gasolina se han convertido en un tema de conversación a diario.

Por eso, otro gasto que asumirá al tener un carro es el del combustible, el cual dependerá del consumo diario. Aunque varía para cada vehículo, podrá tanquear full entre $89.000 y $120.000; la duración dependerá del tiempo y la distancia que la que se utilice el automóvil.

Además de ese gasto, también deberá tener en cuenta el seguro contra todo riesgo, el cual cuesta alrededor de $1,2 millones al año.

Finalmente, el plus de tarifas adicionales concluiría con la suma de peajes, visitas al taller de mecánica y parqueadero, el cual podría implicarle un gasto que oscila entre $100.000 y $250.000 al mes.

Por: VANGUARDIA