Cacao, el cultivo sostenible que se consolida en el Tolima.

Crédito: Suministradas / EL NUEVO DÍAEl árbol del cacao rinde varias cosechas al año, sin embargo, normalmente se dan dos: la principal y la intermedia.

El departamento es el cuarto productor del país y cuenta con una fruta que se destaca por su sabor y aroma. EL NUEVO DÍA dialogó sobre el sector con el Presidente de Fedecacao y una productora chaparraluna.

El cultivo del cacao, de donde se extrae la materia prima del chocolate y otros derivados, se sigue posicionando como uno de los de mayor proyección en Colombia. En 2021 se produjeron 69.040 toneladas (t), un 8,9% más que en 2020, cuando se alcanzaron 63.416 t. Ambas cifras son históricas en producción de cacao nacional.

Dentro de este panorama el Tolima juega un papel importante, pues el año pasado registró una producción de 4.027 t, y su participación a nivel país es del 5,8%. De esta manera, la ‘Tierra Firme’ se ubica como el cuarto productor nacional detrás de Santander, Arauca y Antioquia. 

Respecto a las proyecciones, la Federación Nacional de Cacaoteros (Fedecacao), estima que en 2022 la producción del departamento superará nuevamente las 4.000 t. Sin embargo, el gremio advirtió que los fenómenos climáticos pueden afectar el desempeño de los cultivos. 

El cultivo se expande 

De acuerdo con Eduard Baquero López, presidente de Fedecacao, el cacao antes solo se daba en el sur del Tolima, pero actualmente se ha expandido hacia el oriente y el norte de la región. 

“Asimismo, el Tolima se afianza en la renovación de cultivos, puede crecer en área y yo creo que dentro de tres o cinco años vamos a ver una mayor producción”, indicó Baquero. 

En este punto, Baquero se refirió al programa Más Cacao que este año comprende la renovación de aproximadamente 11.000 hectáreas (ha) en 23 departamentos del país. 

Para el caso del Tolima la meta es renovar cerca de 700 ha. ¿Pero para qué se lleva a cabo este proceso? El ciclo de vida productivo del cacao se prolonga por 40 años, a los nueve alcanza su mayor productividad y a partir de esa edad empieza a disminuir.

Además de la edad avanzada, los cultivos pueden ser improductivos por material genético inapropiado, gran número de árboles autoincompatibles, susceptibilidad a las enfermedades, excesos de sombra o de luminosidad y estado de abandono.

“Este trabajo se realiza en las áreas donde los cultivos tienen bajos rendimientos y productividad; hacemos injertación en árboles viejos e improductivos, verificando las condiciones radiculares para hacerlo bien”, explicó Eduard Baquero. 

El programa Más Cacao se ejecuta con recursos del Ministerio de Agricultura y los productores a través del Fondo Nacional del Cacao. 

Por otra parte, Fedecacao está empezando a hablar de cacao sostenible, resaltando que es una especie reforestadora, mejoradora y conservadora de hábitats. Y en el plano social, la Federación sostiene que Colombia es uno de los países en que mejor se paga a los cacaocultores, en comparación a regiones como África. 

Al mismo tiempo, es considerado el cultivo de la paz, porque ha servido para sustituir cultivos ilícitos. “Este es un cultivo sostenible en todo sentido, porque además gira en torno a la familia”, acotó Baquero. 

Agroindustria y cultivadores

Eduard Baquero López manifestó que en el Tolima hay varias empresas que están transformando el cacao, y destacó el caso de Juan Choconat. Esta empresa elabora chocolatería representada en dos productos principales, chocolate a la mesa y en barra, los cuales se comercializan en el mercado nacional e internacional. 

“Uno mira con gran satisfacción estas empresas porque le están dando un valor agregado a la fruta, acercándose cada día más a los estándares internacionales”, agregó López. 

Eduard Baquero López, presidente de Fedecacao.

La Federación y estas compañías son abastecidas de materia prima por 3.800 productores de la ‘Tierra Firme’, un número que seguramente irá creciendo.
“Lo importante es que los nuevos cacaoteros realicen un manejo agroforestal del cultivo”, sentenció el dirigente gremial. 

Comercio exterior 

El año anterior Colombia exportó 11.689 t de grano seco, equivalentes a US$29.915.322, lo que representa un crecimiento de 4,9% frente al mismo corte de 2020. Y con respecto a derivados o producto transformado, las exportaciones llegaron a 14.647 t, que generaron ganancias por US$95.496.857, donde la chocolatería representó un 70,7% de los envíos. 

“Hace 15 años el país importaba 12 mil t, en este momento las exportaciones superan las 10 mil t y se importa mucho menos, es decir, reemplazamos las importaciones. Tenemos que seguir aumentando la posibilidad de exportar con valor agregado”, indicó el Presidente de Fedecacao.  

Productora de Chaparral

En el corregimiento Calarma de Chaparral trabaja Yury Marcela Mendoza, una de las pequeñas cacaoteras del Tolima, un ejemplo de perseverancia campesina. 

La chaparraluna hace parte de la Asociación de Mujeres Organizadas de Calarma (Amocal), conformada por 45 mujeres que se dedican a los cultivos de cacao y café. 
“Hace 20 años empecé a ejercer el rol de empresaria campesina como cafetera, pero debido al cambio climático y que ya estoy en zona marginal cafetera, es decir, donde el cultivo no es apto, comencé a sembrar cacao”, contó Yury Mendoza. 

Yury Marcela Mendoza, mujer cacaotera de Chaparral. 

La mujer, quien es cabeza de familia, cultiva el cacao en su unidad productiva -una hectárea- con la ayuda de sus cinco hijos.

“Este cultivo es lo más agradecido que hay, porque no requiere grandes cantidades de fertilizantes y mano de obra, todo consiste en el manejo cultural. La verdad es que el cacao me ha permitido sacar adelante a mi familia”, comentó la productora. 

La mujer señaló que la clave en la producción es manejar los clones o variedades recomendadas por Fedecacao, esto, sumado a la técnica.

Respecto a su trabajo con Amocal, Yury Mendoza destacó el liderazgo de Elsa Pira Pérez, representante de la asociación, visto que, las mujeres ya cuentan con su propia marca de chocolate a la mesa, La Paulita.

“Nuestro sueño es seguir fomentando el desarrollo, la empresa y el cambio en nuestro territorio. Esperamos a futuro estar exportando el cacao transformado”, finalizó la chaparraluna. 

Cacao tolimense

El cacao que exporta Colombia es fino y de aroma. No obstante, catadores de Fedecacao encontraron en el Tolima grano de notas altas con una mezcla de fruta fresca, madura y dulce, y sabor aromatizado con sensación refrescante.

Destacado

  • Colombia es el décimo productor de cacao en el mundo y exporta a 70 países. 
  • En el 2021 Tolima exportó US$135.595 en cacao y sus derivados. 

Dato

Colombia ingresó en 2021 a la Organización Internacional de Cacao.

Por: EL NUEVO DIA