Así es el metaverso ‘made in Colombia’.

Jaime y Gabriel Gilinski

Marcas tan tradicionales como Pony Malta y Offcorss ya entraron en el metaverso creando sus propios tokens no fungibles. ¿Qué significa esto para las compañías? ¿Es momento de seguir la tendencia? Expertos explican.

En octubre del 2021, el multimillonario fundador de Facebook (ahora Meta), Mark Zuckerberg, anunció el nuevo rumbo que tomaría su conglomerado tecnológico hacia lo que hasta ese momento parecía lejano: el metaverso. El anuncio trajo a la discusión mundial la posibilidad de crear una economía sólida en el universo digital y movilizó en tiempo récord a marcas, empresas y diferentes actores hacia esa nueva realidad.

McDonald’s, Adidas y Nike son algunas de los cientos de marcas que ya han empezado a tomar acciones para no quedarse atrás del metaverso. La cadena de comidas rápidas, por ejemplo, aprobó una solicitud de patente para activos virtuales, incluyendo un restaurante virtual en donde se podrá ordenar lo mismo que en una tienda del ‘mundo real’. Hasta el momento, Estados Unidos ha liderado el camino hacia ese nuevo universo, mientras que en Latinoamérica, y particularmente en Colombia, este avanza lento y bajo del modelo de prueba y error.

Según explica a Forbes Juan Manuel Escobar, consultor en proyectos NFT y presidente de la Asociación Colombiana de Tecnologías Inmersivas, Interactivas y Emergentes (XRCOL), las empresas del mundo han despertado un afán en medio de este movimiento por no perder la oportunidad económica que el metaverso representa. Pero, al menos en el caso colombiano, las preguntas más frecuentes han sido: ¿cómo subirse a esta tendencia? ¿cuál es la forma correcta de entrar al metaverso?

La respuesta hasta ahora han sido los tokens no fungibles (NFT), que básicamente son archivos de computadora que se utilizan para respaldar la propiedad y exclusividad de símbolos o piezas digitales únicos que existen gracias a una tecnología conocida como blockchain. “Para las marcas, crear un NFT es la forma más rápida y barata de entrar en el metaverso, porque no requieren de gran infraestructura ni mucha inversión económica, y a cambio obtienen la posibilidad de empezar a adquirir criptoactivos y hacer negocios con criptomonedas”, detalla el experto.

Pero Escobar precisa que no se trata solo de crear piezas digitales para comercializarlas. En el éxito de las iniciativas NFT ha estado marcado por dos tendencias: la primera, ofrecer beneficios en el ‘mundo real’ a sus compradores virtuales; y la segunda, asociar la comercialización de los tokens con una causa social.
“Este es un punto que muchas marcas no entienden. La idea de adquirir un NFT es tener ganancias más allá de la propiedad del símbolo: como ingresar a una comunidad exclusiva, adquirir algún recurso o descuento; o en el caso de las causas sociales, atender al lado altruista de los compradores”.

Adidas, por ejemplo, lanzó en diciembre del año pasado su primera colección de NFT’s y les entregó a los compradores beneficios como la oportunidad de acceder a piezas exclusivas de la marca antes que cualquier cliente del mundo sin costo adicional. El resultado fue que la empresa vendió en tiempo récord 29.620 NFT, el equivalente a US$22 millones. Cada uno costó 0.2 ethereum, que en ese momento eran unos US$765. Sin lugar a dudas, la operación resultó un éxito.

En Colombia, Cola & Pola, Offcorss, Pony Malta, Sajú, y 10ka son algunas de las marcas que ya han incursionado con sus propios NFT. La experiencia local ha estado marcada por una fórmula que el experto de la XRCOL considera como la más efectiva para hacerlo sin fracasar en el intento. “Aunque son activos digitales, los NFT’s deben ir acompañados de estrategias en el mundo tangible: sí o sí deben tener un propósito, una razón de ser, deben estar apalancados por una estrategia de redes sociales y finalmente deben tener el respaldo de una comunidad sólida construida por la marca”, menciona.

Para Escobar aún es muy apresurado hablar de errores y buenas prácticas, “porque los NFT’s están creciendo bajo el modelo de prueba y error”. Pero lo que sí dice es que hay elementos básicos que muestran hacia dónde irá esta tendencia: “El director creativo de Nike, quien ahora es el director creativo del metaverso de esa firma, explica que este universo digital requerirá de avatares, marcas, creativos, comunidades, descentralización y generación de experiencia. Para mí eso mismo deben tener los NFT’s”, concluye el experto.

Por: FORBES