Glamping en Colombia lidera el segmento de turismo, ecoturismo y hospedajes.

Antioquia y Cundinamarca lideran este segmento de turismo con modalidades que integran glamour, naturaleza y privacidad.

El glamping es una modalidad de hospedaje en la que Colombia se ha venido especializando durante los últimos años, un concepto que integra el camping con glamour y que está hecho para que los visitantes se conecten con la naturaleza al mismo tiempo que disfrutan de todas las comodidades de un hotel, generalmente en el campo.

Gracias a la variedad de paisajes, climas y ecosistemas que tiene el país, este atractivo turístico no solo ha tomado fuerza entre los turistas locales, sino también entre extranjeros que vienen a Colombia, con el fin de pasar varias noches en medio de la naturaleza.

Y tal vez sea ésta la causa de que sus precios sean altos, incluso más que una noche en un hotel reconocido. Por lo general sus precios oscilan entre $350.000 y $1,5 millones.

Ahora bien, las innovaciones en este segmento no paran. Se estima que por lo menos en 11 departamentos del país hay alguna oferta de glamping. Según algunas plataformas turísticas, como Experiencia Viajera, entre los mejores glamping de Colombia está Bajo El Cielo, que está ubicado a 10 minutos de Guatavita, enfrente del embalse de Tominé. Tiene baño privado, duchas, restaurante, bar, Wi-Fi, parqueadero y techo en transparencia, lo cual promete ser una opción para pasar la noche. El precio del glamping comienza a partir de $260.000.

Antioquia es otro destacado en este segmento de turismo. Con más de 25 tipos de glampig en diferentes zonas de la región, lidera en este segmento. A dos horas de Medellín, a 10 minutos de Guatapé y de la piedra del Peñol se encuentra Bosko, que cuenta con un baño con regadera al aire libre, agua caliente y es totalmente privado e íntimo. Además, tiene con una terraza desde donde se puede disfrutar de atardeceres de una vista única del embalse. Este glamping para dos personas va desde $900.000.

Así mismo, en medio de las montañas y muy cerca de las rocas de Suesca, se encuentra Niddo, rodeado de montañas, paredes rocosas y un bosque. Niddo está a 15 minutos del centro de Suesca y a solo 1 hora y media de Bogotá. Un glamping en Cundinamarca en el que hay una mezcla de aventura y desconexión plena, donde se puede hacer ciclomontañismo, escalada en roca y caminatas. El precio del glamping para dos personas va desde $300.000.

Finalmente, la creciente oferta de glamping ha hecho que cada vez sea mayores las inversiones en estas ofertas de servicios; y la experiencia de calidad a los huéspedes de estos tipos de alojamientos.

Por: LA REPUBLICA