Crisis en Ucrania le da una “segunda vida” al petróleo y carbón de Colombia.

En Colombia el Dane registró que las exportaciones de carbón tuvieron un importante aumento de 209% durante enero. FOTO JULIO CÉSAR HERRERA.

Colombia mandará más petróleo a Estados Unidos y retomó exportaciones de carbón a Irlanda.

Aunque Colombia tiene una ambiciosa estrategia para reducir en 51% sus emisiones de gases de efecto invernadero para 2030 y ser carbono neutro para 2050, la guerra Rusia – Ucrania abrió una importante ventana para el sector de hidrocarburos. Aunque la idea es que se apague de a poco, esa industria le deja generosos réditos al país, como el 40% que han representado históricamente las rentas petroleras en los ingresos del Gobierno.

¿Pero por qué se habla de un segundo aire? Las sanciones a Rusia, segundo exportador de petróleo en el mundo y mayor proveedor de gas de Europa, tienen a los países del viejo continente y a Estados Unidos buscando nuevas alianzas y proveedores para suplir el abastecimiento que históricamente ha cubierto la industria rusa.

Ahí entra Colombia, cuyas exportaciones están representadas en un 55% (dato de enero) por combustibles y productos de las industrias extractivas. Ese sector, dinamizador de la economía local, pretende vender más aprovechando la coyuntura y ya dio el primer paso: 40.000 barriles más de crudo se enviarían a Estados Unidos.

Lo dijo el ministro de Minas y Energía, Diego Mesa, quien profundizó que Colombia tiene potencial para subir su producción de petróleo en 80.000 barriles diarios y enviar la mitad de ese crudo adicional a la potencia norteamericana, que ya no le está comprando a Rusia.

Pero esa no fue la única noticia que entregó el jefe de la cartera mineroenergética, pues reconoció que en febrero Irlanda volvió a comprarle carbón a Colombia luego de cinco años, dejando a un lado el pacto que tenía con Rusia para que le suministrara ese mineral.

Con buenos precios

Aunado a la crisis geopolítica otro ingrediente importante es el de los precios de petróleo y carbón. En el caso del crudo el barril de referencia Brent cerró ayer con un valor de US$115,62 (subió 7,41% frente al viernes), mientras que el WTI o petróleo de Texas alcanzó los US$112,12 (7,1% más).

Por su lado, el carbón ha incluso pasado la marca de US$400 por tonelada en el mercado durante las últimas semanas, mientras que hace un año llegó a tocar los US$200, lo cual fue un máximo histórico en su momento.

En adelante hay un panorama favorable, pues expertos aseguran que con los actuales precios del petróleo podrían llegar hasta $7 billones más a las arcas de la Nación frente a lo que se había calculado, mientras que para el carbón se seguirían abriendo ventanas teniendo en cuenta que podría haber escasez para el próximo invierno.

“Los precios y la demanda de carbón a nivel global, para efecto de garantizar reservas para el próximo invierno, se han incrementado de manera notable (…) lo que estamos viendo en Colombia es que esa situación está permitiendo que carbones del interior del país que en época de precios bajos no son competitivos para exportar, hoy se estén comprando a un mejor precio por parte de comercializadores internacionales”, dijo Carlos Cante, presidente de Fenalcarbón.

Según él, la crisis en Ucrania ha generado un incremento en el precio de todos los energéticos a nivel global incluido el gas. Además, como los rusos también son los sextos productores globales de carbón, las sanciones están haciendo mirar a países europeos a otros mercados.

Los “pero”

Según el líder de Fenalcarbón, el lado negativo es que se está generando una escasez de carbón para abastecer a la industria local; térmicas, cementeras o ladrilleras se han visto afectadas.

A su turno, el exministro de Minas y Energía, Amylkar Acosta, había dicho a EL COLOMBIANO que como país el reto es no distraerse con los buenos precios de los hidrocarburos, entendiendo que hay una transición energética que requiere toda la atención.

En todo caso, Colombia busca aprovechar la coyuntura internacional para vender más, aunque la “espinita” es que este escenario se dio en un momento donde la producción no es la mejor.

Por: EL COLOMBIANO