Una compañía incluyente, diversa y con equidad.

Brindar un ambiente laboral libre de estereotipos y discriminación, donde la diferencia
es valorada y celebrada, es uno de los propósitos de AbbVie.

AbbVie, una de las compañías más grandes y con mayor impacto de la industria biofarmacéutica en el mundo, ha convertido la diversidad y la equidad de género en un compromiso de largo plazo, que se extiende tanto a su público interno como externo. Es esta una de las razones que la posicionaron en el año 2021 como la cuarta mejor compañía para trabajar en el mundo y el primer lugar en la industria farmacéutica de acuerdo con el ranking ‘Great Place To Work’.

José Alberto Gómez, director de Recursos Humanos para la región norte de América Latina, señala que, si bien estos pilares existen desde la fundación de la compañía, hace cuatro años se ha transformado en una apuesta estratégica con la creación de un equipo dedicado a distintos frentes de acción.

“La compañía ha mostrado un compromiso significativo con la justicia social y la equidad de género, siendo este uno de los principales frentes de trabajo. Una de las estrategias más importantes que hemos construido es Women Leaders in Action (Mujeres Líderes en Acción), un movimiento a nivel global de líderes que trabajan en empoderar el rol de la mujer al interior de la compañía y hacia comunidades con las cuales interactuamos”, afirma Gómez.

Esto los ha llevado a avanzar en indicadores clave como asegurar que en sus primeras líneas de liderazgo y gerencia ofrezcan condicionales y oportunidades equiparables para hombres y mujeres, rompiendo el llamado “techo de cristal”. Dentro de la organización se propende por un trato justo, con igualdad de oportunidades y beneficios.

“Nos concentramos en las mujeres, pero también en el rol del hombre mediante varios enfoques. Por un lado, rompiendo sesgos para que se viva un ambiente que celebra la diversidad y el aporte único que cada uno trae a nuestra compañía. Así mismo, garantizando un balance adecuado en la representatividad femenina en nuestros equipos de trabajo”, agrega.

Dichas condiciones favorables tanto para mujeres como para hombres han llevado a AbbVie en Colombia a ser considerado un semillero de talentos para el mundo. En la industria farmacéutica sobresalen los profesionales que hacen parte de la compañía y son numerosas las historias de colaboradores que han hecho carrera de liderazgo para continuar proyectando su realización laboral fuera del país.

Compromiso que trasciende

Para el vocero de AbbVie, en la sociedad actual todavía persisten retos en materia de justicia y equidad para las mujeres, de ahí el reto de no solamente celebrar los logros que han alcanzado internamente para sus colaboradoras, sino además atreverse a moldear el entorno mediante acciones orientadas a las comunidades que pueden impactar.

“Siendo una de las compañías biofarmacéuticas más importante del mundo tenemos un gran potencial de influencia positiva en la sociedad a gran escala. Ejemplo de esto son algunas iniciativas que desde el programa de Responsabilidad Social Corporativa destacamos, como el trabajo que realiza AbbVie en Colombia con mujeres afrodescendientes”, advierte.

Un ejemplo de esto es la labor realizada en Bogotá, a través de una fundación que atiende población desplazada del pacífico colombiano. Alrededor de 50 familias ubicadas en la localidad de Usme, la mayoría en condición de desempleo, se ven beneficiadas de un programa que se enfoca en las mujeres de esta comunidad, quienes son en su mayoría cabeza de familia.

“Queremos desarrollar y ayudar a que ellas crezcan a través del emprendimiento, y de esta manera contribuir a varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible como la reducción de la pobreza, la igualdad de género, el trabajo decente, el crecimiento económico y la reducción de las desigualdades”, explica.

‘Todos por el pacífico’ es un programa que busca empoderar a las mujeres para que logren su máximo potencial, mediante la creación de proyectos de economía autónoma que son liderados por ellas mismas. El acompañamiento inició en octubre de 2021 aportando a la estructuración y fortalecimiento de 17 ideas de negocio.

De otra parte, desde el componente de Recursos Humanos se trabaja en la inclusión de la población de aprendices Sena, para quienes se ha diseñado un modelo orientado a aportarles herramientas para su crecimiento profesional en el largo plazo; y una tercera población es la comunidad LGBTI, con quienes trabajan activamente al interior de la compañía.

“AbbVie tiene un compromiso de sostenibilidad en el tiempo, la equidad de género no puede ser una moda sino una agenda corporativa que perdure para permear los distintos niveles de la organización y de la sociedad. Nuestro mayor reto y logro ha sido poner a toda una organización de más de 40.000 colaboradores en 200 países del mundo a hablar de equidad, igualdad, diversidad e inclusión con resultados positivos que se hacen evidentes en los indicadores organizacionales”, dice.

Asegura que no se han quedado en palabras e intenciones, sino que han alcanzado objetivos importantes, entendiendo que cada decisión debe pasar por el filtro de la equidad de género. Uno de los indicadores que destaca, por ejemplo, es que la empresa en la región norte de América Latina cuenta con un 64% de mujeres en las posiciones gerenciales y que en el Comité Directivo se garantiza la paridad de género.

En general, de acuerdo con Gómez, el compromiso de la industria farmacéutica es sobresaliente en la búsqueda de estrategias que garanticen la equidad de género. Así lo evidencian iniciativas como Mpodera, un movimiento de líderes que busca empoderar a mujeres en el sector salud en Colombia, siendo AFIDRO (Asociación de laboratorios farmacéuticos de investigación y desarrollo) uno de sus fundadores, la cual moviliza grandes discusiones alrededor de la mujer.

“Todas las compañías estamos haciendo grandes cosas, es notoria la llegada de mujeres a los cargos gerenciales y de gerencia general por sus competencias y capacidades. Esto es un mensaje valioso, quizá nuestro principal desafío como industria sea conversar a una sola voz y aportar mucho más a las comunidades desde nuestra capacidad de impacto”, concluye.

Por: EL PORTAFOLIO