“El camino hacia la igualdad de la mujer es irreversible”, WLW premia a la Nobel de la Paz Ellen Johnson-Sirleaf.

En la foto, premiadas y miembros de la organización de Women in a Legal World (WLW).

Los terceros Premios Women in a Legal World también reconocieron a Anne Hidalgo, la ONU Mujeres y el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales.

“El camino hacia la igualdad de la mujer es irreversible, el cambio no se podrá detener porque las mujeres han respondido al desafío de ser vistas como iguales”. El mensaje es de Ellen Johson-Sirleaf, primera mujer en ser elegida presidenta en África, que en 2011 recibió el Nobel de la Paz por su lucha no violenta por los derechos de la mujer a trabajar en la construcción de la paz, en su país, Liberia. Este año ha sido galardonada con el Premio de Honor de Women in a Legal World (WLW), una organización que lucha por visibilizar el liderazgo femenino en este sector y generar las condiciones para que el conjunto de profesionales, hombres y mujeres,- desarrollen su carrera con las mismas oportunidades. Estos premios distinguen desde hace tres años a personas y organizaciones referentes que potencian y promocionan el talento femenino y a aquellas que fomentan el rigor jurídico, defienden el Estado de derecho y promueven la libertad. Un espejo en qué mirarse.

Los Terceros Premios Women in a Legal World se entregaron este jueves, 10 de marzo, en el incomparable marco de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en Madrid, en un emotivo evento en el que estuvo muy presente el horror de la guerra en Ucrania. El apoyo a los ucranianos y, en especial, a las mujeres que están sufriendo las consecuencias de la invasión, fue unánime. “Estamos con Ucrania”, afirmó Marlen Estévez, presidenta de WLW. Estévez subrayó que el objetivo claro este año de WLW es el de la internacionalización, ya que vivimos en un mundo globalizado donde los retos son también globales.

Premiadas

El Premio WLW a la Mujer del Año, recayó en Anne Hidalgo, alcaldesa de París. Hidalgo se conectó por videollamada para agradecer el honor. En su discurso, recordó su origen español, como hija de inmigrantes y nieta de un represaliado por el franquismo. Dedicó el premio a las mujeres ucranianas que han tenido que huir de su país con sus hijos por la guerra y que, ahora, están siendo acogidas en Europa, entre otras ciudades, en París. Así mismo, reivindicó el respeto a las normas democráticas, porque, dijo, “sin Derecho no hay igualdad ni libertad”. “El Derecho es la única perspectiva”, insistió.

El Premio WLW a los Valores fue concedido a Margarete Grafin Von Galen, presidenta del Consejo de la Abogacía Europea (CCBE). Ejerciente como abogada especialista en Derecho Penal desde 1998, forma parte como experta en las audiencias del Parlamento Alemán y la Comisión Europea, asesorando en materias relacionadas con el Derecho Penal Europeo. “Me siento honrada por reconocer la tarea de este organismo es defender los derechos de los humanos y los valores democráticos inseparables”, expresó Grafin al recoger la distinción. Hoy, señaló, “estos valores están amenazados, dejan de existir en una guerra. La guerra en Ucrania es un ataque a la legalidad”.  El tribunal penal Internacional ya ha iniciado investigación contra Putin y sus cómplices, aseguró. Son los abogados, subrayó, los que deben vigilar el uso de los poderes, pero no están protegidos en todos los países. Por eso, reclamó un convenio que establezca “estándares para el ejercicio de la profesión legal”.

El Premio WLW a la Igualdad fue para ONU Mujeres, la entidad de las Naciones Unidades dedicada a la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres. Su presidenta, Sima Bahous, se conectó con Madrid desde Nueva York a través de una videollamada. En su discurso, subrayó que las mujeres están en primera línea de los conflictos. “Piden paz, el premio es para todas ellas”, aseguró. Entre los proyectos de la organización, Bahous señaló que se está desarrollando una base de datos con legislaciones discriminatorias, constituciones de países que incluyen disposiciones no igualitarias. “Todavía hay mucho por hacer”, afirmó.

El Premio Justicia Sostenible fue para el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales. Como centro de investigación presta especial atención al desarrollo del Derecho público y de las ciencias sociales, tanto en Europa como en Iberoamérica. Es una organización abierta a toda la sociedad, que pone al servicio de la misma y de la comunidad política y académica un prestigio intelectual forjado en más de 70 años de labor de calidad, aseguró su directora, Yolanda Gómez. Durante su mandato, señaló, el centro ha abierto sus puertas y ha luchado por la transparencia. En este camino, se han creado nuevas líneas de investigación, como los nuevos derechos, el derecho y la tecnología y la igualdad.

Por último, como broche perfecto de la velada, Ellen Johson-Sirleaf recogió el Premio WLW de Honor. Ataviada con un vestido tradicional de su país, Liberia, dedicó al respetable un emotivo discurso, lleno de serenidad y pasión. Johnson-Sirleaf recibió el Nobel de la Paz en 2011 por su lucha no violenta por los derechos de la mujer a trabajar en la construcción de la paz en el país africano. En 1985, recordó, se aprobó la Declaración y la Plataforma de Acción de Beijing, “un compromiso con el derecho de los mujeres, cómo iguales en sus derechos humanos”. “Hemos experimentado avances desde entonces, sin embargo, hoy en día sigue habiendo solo 34 presidentas en el mundo”, recalcó. “Yo lo conseguí con el respaldo de las mujeres, pero fue una ilusión”, afirmó.

En 1985, también se aprobó una decisión para proteger a las mujeres, “pero a pesar de ello, a este ritmo tardaríamos casi 100 años para conseguir la igualdad que el mundo se merece”, añadió. La actual situación, apuntó, pone en peligro este camino: populismos, exclusión, falta de solidaridad con problemas mundiales como la Covid… Pero, afirmó, “It´s up tu us”. Depende de cada uno de los ciudadanos del mundo, mujeres y hombres. “Hay que formar a muchas mujeres para romper las barreras: también ellas tienen el conocimiento y el valor para garantizar la viva humana”. “El camino hacia la igualdad de la mujer es irreversible, el cambio no se podrá detener, porque las mujeres han respondido al desafío de ser vistas como iguales”, finalizó.

l jurado de los Terceros Premios Women in a Legal World estuvo compuesto por: Angel Gil García, presidente del Senado; José Manuel Albares Bueno, ministro de Asuntos Exteriores; Pilar Llop Cuenca, ministra de Justicia; Victoria Ortega Benito, presidenta del Consejo General de la Abogacía Española; Emilia Adán García, presidenta del Colegio de Registradores de España; José Ángel Martínez Sanchís, presidente del Consejo General del Notariado; Juan Carlos Estévez Fernández-Novoa, presidente del Consejo General de Procuradores de España; María Peral Parrado, periodista; Marlen Estévez Sanz, presidenta de WLW.; Alicia Muñoz Lombardía, Vicesecretaria del Consejo Santander España y Ana Belén Martínez Enguídanos, secretaria del Jurado de los Premios WLW y secretaria General de WLW.

Por: EL PAÍS