Se estrena Red en Disney+, un filme de Pixar hecho por mujeres.

La banda sonora de Red está compuesta por Billie Eilish y su hermano Finneas. FOTO CORTESÍA.

La directora es Domee Shi, que firma el guión junto a Julia Cho y Sarah Streicher, y la productora principal es Lindsey Collins.

Pixar se mete ahora de lleno en la compleja etapa de la pubertad de una niña en Red, y lo hace con un equipo lleno de mujeres, en un mundo, el de la animación, eminentemente masculino. La directora es Domee Shi, que firma el guión junto a Julia Cho y Sarah Streicher, y la productora principal es Lindsey Collins, además de contar con profesionales femeninas como responsables de muchas de las áreas técnicas de un filme que se estrena este viernes en Disney+.

“Estamos empezando a ver a mujeres que sobresalen tras haber estado bastante tiempo entre la tropa. Y por supuesto desde el punto de vista de la dirección vamos a empezar a ver cómo se abren las puertas de golpe y hay muchas mujeres detrás”, explicó Shi en una entrevista con EFE en Madrid.

Acompañada de Collins, la realizadora de Red reconoce que cuando empezó en el mundo de la animación -llegó a Pixar como becaria en 2011- no había muchas mujeres en la dirección, pero asegura que siempre sintió respaldada por la compañía y por sus compañeros.

Tanto en sus trabajos anteriores en Inside Out (2015), Incredibles 2 (2018) o Toy Story 4 (2019), como en su delicioso corto Bao (2018), con el que ganó el Óscar al mejor cortometraje de animación.

Y también con el que es su debut en el largometraje, Red una historia muy personal, con mucho de autobiográfica, pero mezclada con la fantasía de las ancestrales leyendas chinas y en el que se habla sin tapujos de la menstruación, como en filmes anteriores de Pixar ya se trató la depresión o la muerte.

La protagonista es Meilin Lee, una niña de 13 años cuya principal obsesión es asistir a un concierto de su grupo favorito, los 4 Town, junto a sus mejores amigas. Su madre, Ming, la tiene muy controlada y apenas la deja salir de casa. Pero de repente, Mei se convierte en un panda rojo.

Mei tiene mucho de Domee Shi pero también de muchas de las mujeres que han tomado parte en este proyecto, recuerda la productora. “Cuando realizamos las entrevistas para elegir a las personas responsables del grupo de la película, les pedimos que nos dijeran por qué creían que deberían trabajar en el filme”.

Las mujeres que formaron parte de ese proceso de selección les dieron respuestas geniales, sobre lo horrible que fue su primera menstruación y otros detalles que quedaron reflejados en el guion y en la película.

Por eso hay un alto porcentaje de mujeres en este filme, algo que no había pasado antes en una película de Pixar. “Y eso nos ayudó a contar una historia que sentimos real, auténtica y valiente, porque estábamos rodeadas de mujeres”.

Aunque Shi apunta a que los hombres que trabajaron en el filme y los compañeros de Pixar se mostraron igualmente empáticos con la historia. “Incluso aunque ellos nunca hayan sido una niña asiática de 10 años”, agrega la realizadora entre risas.

Pero se muestra muy orgullosa de que un personaje como el de Mei y una historia como la de Red haya demostrado que es posible crear un personaje femenino con el que los animadores de Pixar quieran pasar el rato. “Es algo que se puede sentir en la animación.

Comenzaron a divertirse tanto con los personajes que jugaban con ellos y trataban de provocar las risas de los demás”. Fue especialmente divertido buscar los movimientos de Mei cuando bailaba en las calles con sus amigas al ritmo de las canciones de la boy band que les gusta.

Un grupo que canta canciones compuestas para el filme por Billie Eilish y su hermano Finneas: “Nobody Like U”, “1 True Love” y “U Know What’s Up”.

“Creíamos que iba a ser imposible”, asegura Collins. En un intento por tratar de convencer a los Eillish pusieron sus caras sobre unos muñecos recortables de los 4 Town y se los enviaron. Tuvieron una reunión y les preguntaron: “¿Quieren hacer una boy band con nosotros?”. Y simplemente aceptaron.

No era una propuesta para escribir una canción. “Fuimos tan raros y únicos con nuestra pregunta, que no pudieron decir que no”. Además los dos han sido antes que estrellas fans obsesionados por sus ídolos -Billie Eilish lo estaba con Justin Bieber-, lo que les hizo conectar rápidamente con la historia de Mei y sus amigas.

Cuatro chicas que están en ese momento de su crecimiento en el que sienten una emoción diferente cada cinco segundos, que se pelean con sus madres sin parar y que están fuera de control continuamente.

Eso es lo que Shi ha querido reflejar en una película que surgió de mirar atrás a su propia adolescencia. “Pero yo nunca me convertí en un panda rojo”, zanja la directora riendo.

Por: EL COLOMBIANO