Meses de audiciones, jornadas de 11 horas y clases con la propia Madonna: convertirse en la ‘Reina del Pop’ cuesta y estas aspirantes ya lo están pagando.

Julia Garner y Florence Pugh son las favoritas para acabar haciéndose con el papel de la Material Girl. FOTO: GETTY.

Florence Pugh, Julia Garner o Alexa Demie son algunas de las jóvenes estrellas que luchan desde hace meses por hacerse con el rol más ambicionado hoy en día en Hollywood. Un proceso “extenuante” supervisado por la propia cantante, que dirigirá el filme.

Cuando Madonna confirmó que estaba inmersa en la escritura y producción de la primera película oficial sobre su vida utilizó dos adjetivos para definir el proceso: “agotador y extenuante”. A tenor de las declaraciones filtradas por las actrices que se han sumado a él estos últimos meses buscando el papel más anhelado en Hollywood hoy en día, la Reina del Pop no iba de farol. La revista The Hollywood Reporter ha desvelado algunos de los detalles del minucioso y exigente desarrollo de las audiciones para interpretar a la cantante en la “biografía visual” sobre su vida, en la que están inmersas varias de las mayores revelaciones del cine y la televisión reciente como Florence Pugh, Julia Garner o las ‘euphoricas’ Alexa Demie y Sidney Sweeney. Esto es lo que sabemos sobre la particular versión pop de los Juegos del Hambre en Hollywood.

“Tienes que ser capaz de hacer de todo”, explica una de las personas involucradas en el proceso a la revista, que califica la experiencia como un auténtico “campamento militar sobre Madonna». Durante los últimos meses decenas de candidatas se han enfrentado a jornadas “inclementes” de hasta 11 horas de duración, con sesiones de baile dirigidas por el propio coreógrafo de la artista, lecturas de guion y hasta audiciones de canto junto a la mismísima Madonna. Los responsables también confirman que la elegida tendrá varias escenas de baile y canto en la película, por lo que deberá enfrentarse a “más meses de intenso entrenamiento” antes del hipotético inicio del rodaje. “Deberían hacer una película de terror psicológico sobre el casting de la biografía de Madonna”, sostiene el guionista Carey O’Donnell en un tuit viral.

Blonde Ambition Tour, Madonna, Feyenoord Stadion, De Kuip, Rotterdam, Holland, 24/07/1990. She is wearing a Jean Paul Gaultier conical bra corset. (Photo by Gie Knaeps/Getty Images)

Desde que se confirmó el desarrollo de la película sobre la Material Girl, los productores dejaron claro que iban a hacer todo lo posible por encontrar a la “persona perfecta” y que la elección final recaería únicamente sobre Madonna. Teniendo en cuenta la libertad de decisión, sorprende la demora en la toma de la misma ya que fue la propia cantante la que no dudó en señalar públicamente a Florence Pugh, nominada al Oscar por su trabajo en Mujercitas, como su aspirante ideal. “Por supuesto que Florence está muy arriba en la lista. ¡Si ella me acepta!”, evocó. Su única rival parecía ser Julia Garner (ganadora de dos premios Emmy por Ozark y actual estrella de ¿Quién es Anna?), la favorita de los fans y de la prensa por su evidente parecido físico con la cantante.

Según han desvelado diferentes medios, en la pelea también están actrices semidesconocidas como Emma Laird (Mayor of Kingstown), Odessa Young (Nación Salvaje), las populares cantantes pop Bebe Rexha y Sky Ferreira y hasta tres compañeras en Euphoria: Sidney Sweeney (Cassie), Barbie Ferreira (Kat) y Alexa Demie (Maddy). Casualidad o no, esta última fue fotografiada hace un par de días cenando en un restaurante de Los Ángeles con Rosalía, quién sabe si para pedirle consejo de canto y dominio escénico. Basta con echar un vistazo a la ristra de galardones y halagos conseguidos por aquellos que han dado vida en los últimos años a grandes iconos de la música internacional, como Rami Malek (Oscar por interpretar a Freddy Mercury), Renée Zellweger (Oscar por Judy Garland) o Taron Egerton (su Elton John le alzó con un Globo de Oro), para entender la oportunidad única que supone para cualquier joven actriz un rol tan jugoso y mediático como el de Madonna Louise Ciccone.

De izda. a dcha: las candidatas Sky Ferreira, Emma Laird, Bebe Rexha y Odessa Young. FOTO: GETTY

Los rumores sobre quién interpretará a la artista de Detroit empezaron incluso antes de que la propia Madonna confirmara en septiembre de 2020 que iba a producir, escribir y dirigir una película sobre su vida. Su historia “no contada”, según ella misma expresó, “como artista, música y bailarina que intenta abrirse camino en este mundo”. Al igual que Bohemian Rhapsody apostaba por el concierto de Queen en Wembley como punto central de su guion, varios rumores apuntan a que el clímax dramático de la película será su gira internacional más legendaria, el Blonde Ambition Tour de 1990.

“Nadie sabe lo que yo sé y lo que he visto. Solo yo puedo contar mi historia. Cualquier otro que lo intente es un charlatán y un tonto”, aseguró hace años la cantante, cuando el estudio Universal mostró su intención de llevar al cine una producción sobre sus inicios en la industria musical. Decidida a tener el control sobre su propia vida, Madonna ha calificado el proceso de escritura del guion, que comparte con Erin Cressida Wilson (La chica del tren), como una “sesión de psicoterapia”. “La razón por la que estoy haciendo esto es porque mucha gente ha intentado hacer películas sobre mí, pero siempre son hombres”, dijo en el Tonight Show con Jimmy Fallon.

De izda. a dcha: las candidatas Sky Ferreira, Emma Laird, Bebe Rexha y Odessa Young. FOTO: GETTY

Pero mientras en una cara de las colinas de Los Ángeles se lleva a cabo este fatigante proceso, a solo unos kilómetros de distancia, otra actriz ya sabe lo que es dar vida a la Reina del Pop y sin entregar meses de su vida a cambio. Esta misma semana la intérprete Evan Rachel Wood (Westworld) ha compartido en su cuenta de Instagram un primer vistazo a su caracterización como la diva del pop en Weird: The Al Jankovic Story. El filme, con Daniel Radcliffe como protagonista, narra la vida, obra y milagros del cantante estadounidense Al Jankovic, especializado en canciones paródicas de baja calidad, pero de gran popularidad, y en la que Madonna aparece retratada como un personaje secundario. Falta por saber si este atajo le servirá para obtener un reconocimiento remotamente similar al que ya se intuye para aquella que se alce victoriosa en el casting “más duro” de los últimos años.

Por: EL PAÍS.