Abramóvich pone el Chelsea en venta.

Roman Abramovich aplaude a los futbolistas del Chelsea después de ganar la Premier en 2017. BEN STANSALL (AFP).

El magnate ruso asegura que donará los beneficios netos a una fundación que ayudará a “todas las víctimas de la guerra de Ucrania”.

El propietario del Chelsea desde 2003, el ruso Roman Abramóvich, confirmó este miércoles a través de un comunicado publicado en la web del club que ha puesto el equipo en venta : “Creo que es lo mejor para el club, los aficionados, los empleados, así como los patrocinadores del club y los socios”, dijo. El texto responde al carrusel de especulaciones que se había disparado después de que el multimillonario suizo Hansjörg Wyss revelara en una entrevista concedida en su país al diario Blick, y publicada ayer, que le habían tanteado como posible comprador: “Otras tres personas y yo recibimos el martes una oferta para comprar el Chelsea de Abramóvich”, contó en una conversación en la que dijo que el magnate ruso buscaba “deshacerse del Chelsea rápidamente”.

Abramóvich aseguró ayer en su texto que “la venta del club no será acelerada sino que seguirá el procedimiento debido”. También se refirió a otro de los detalles comentados en la entrevista por Wyss, que recordó que el club debía todavía al magnate ruso alrededor de 2.400 millones de euros que le había prestado. Abramoçóvich aseguró en su comunicado que no exigiría que se le devolviera ninguno de los préstamos, y que, además, había dado instrucciones a su equipo para montar una fundación a la que donará “todas las ganancias netas. La fundación será para el beneficio de todas las víctimas de la guerra de Ucrania. Esto incluye proporcionar fondos críticos para las necesidades urgentes e inmediatas de las víctimas, así como para apoyar el trabajo de recuperación a largo plazo”.

Publicación: EL PAÍs