Las novedades del Mobile World Congress se centran en los portátiles.

Un visitante graba una intervención en la jornada inaugural de Mobile World Congress de Barcelona (MWC). ALEJANDRO GARCÍA (EFE).

En el MWC 2022 no abundan las presentaciones de móviles alta gama. A los modelos de gama media que han aparecido se han sumado portátiles y tabletas para el trabajo en remoto.

A nadie se le escapa que el año 2022 también apunta hacia una feria atípica del Mobile World Congress. Las grandes marcas de móviles han decidido no presentar en ella sus mejores terminales. Para compensarlo, Xiaomi ha lanzado modelos de su segunda marca, POCO, mientras que Samsung y Huawei se han decantado por mostrar equipos para oficina. Tanto Samsung como Huawei venden que estos equipos —portátiles y tabletas— están orientados a un entorno de trabajo en remoto, una tendencia que se ha disparado con la pandemia. Ha habido pocas excepciones. Realme se ha salido de la norma con la presentación de su GT 2 Pro, que apunta a la gama alta. Al tiempo, Honor ha lanzado sus smartphones más potentes, que también ofrecen altas prestaciones. Hacemos un repaso de lo que han presentado las principales marcas de telefonía móvil de la feria.

Samsung apuesta por la delgadez y la ligereza en sus Galaxy Book2 Pro

La firma coreana, que ha lanzado su Galaxy S22 recientemente, ha presentado en el MWC su serie Galaxy Book2 Pro. Consta de dos modelos de ordenador portátil pensados para los tiempos de flexibilidad que viven los entornos de oficina. Ambos dispositivos, disponibles en versiones de 13,3 y 15,6 pulgadas, cuentan con procesadores Intel Core de 12ª generación y están pensados para el trabajo en remoto. Pero aún no hay precios ni fecha de lanzamiento comercial en España.

El modelo de mayor tamaño del Galaxy Book2 Pro cuenta incluso con 5G, en un intento de hacer de él un equipo para llevarse a cualquier lugar. Aunque, eso sí, necesita una antena de radio con conectividad 5G cerca, algo que no es habitual encontrar todavía. Los Galaxy Book2 Pro 360, a cambio, funcionan como convertibles. Se doblan hasta poder usarse como una tableta, que solo es un poco más abultada de la cuenta.

Las versiones de 13,3 pulgadas —todas las pantallas son AMOLED full HD— rondan el kilogramo de peso, o incluso menos en el caso del Galaxy2 Pro. Ambos modelos destacan por su delgadez, una de las obsesiones de Samsung en esta línea de productos. La ligereza y la portabilidad se combinan con funcionalidades destinadas al uso profesional.

El Book2 360 cuenta con un panel táctil e incluye el S Pen de Samsung, para tomar notas directamente en la pantalla o para dibujar. En este sentido, la compañía se acerca a los profesionales del diseño gráfico, una comunidad exigente a nivel del procesamiento de imagen, y cuya aprobación a veces es un termómetro de la excelencia del producto.

Las cámaras integradas en los portátiles para videoconferencias cuentan con funciones inteligentes, como un reconocimiento automático del usuario. Detecta su cara y ajusta el zoom a su posición. También identifica cuánta gente hay mirando a la cámara y amplía el plano para que quepa todo el mundo.

Huawei: una batería de equipos orientados a profesionales

La compañía china, acosada por el veto de Estados Unidos, también ha puesto la mirada en el teletrabajo como vía de escape en esta edición del Mobile. En su caso, ha anunciado un conjunto de productos que van desde ordenadores portátiles hasta un PC ‘todo en uno’, pasando por dos tabletas (una de ellas, de tinta electrónica).

En la presentación, Huawei ha insistido en que sus dispositivos están orientados a la creatividad y a la conectividad. El MateBook E aúna esos dos conceptos. Se trata de un convertible con pantalla OLED de resolución 2560×1600 que llega a pesar tan solo 700 gramos. Es compatible con la segunda generación del M-Pencil de Huawei, que permite trabajar directamente en la pantalla mediante trazos o tomando notas. El dispositivo también comparte y recibe archivos mediante movimientos táctiles con otros equipos que estén cerca.

Para la oficina – en este caso para un puesto fijo – Huawei ha lanzado su MateStation X. Es un primer ordenador ‘todo en uno’, con procesador AMD Ryzen 5000H y tarjeta gráfica integrada del mismo fabricante. Destaca por su diseño estilizado y una pantalla táctil de 28,2 pulgadas con resolución 4K. Su precio será de 2.199 euros.

Tan en serio se ha tomado Huawei su inmersión en el sector de la tecnología, que ha presentado hasta una impresora, la PixLab X1. Aunque el producto más original que ha mostrado es el MatePad Paper: una tableta de tinta electrónica, prepatada para leer libros como un ebook, pero también documentos de trabajo y tomar notas con el M-Pencil. La latencia de la pantalla es de 26 milisegundos, superior a las multitáctiles que ofrecen los smartphones. No se obtiene, por tanto, la misma funcionalidad, aunque la lectura se hace mucho más cómoda. Su precio, 499 euros.

El sistema operativo de los portátiles y el PC ‘todo en uno’ es Windows 11, mientras que las tabletas de la compañía funcionan con su software propio, Harmony OS. Todos estos productos son la forma que tiene Huawei de no descolgarse en el mercado, reorientándose hacia las empresas y al público profesional. A través de un vídeo, el CEO de la división de consumo de Huawei, Richard Yu, ha vuelto a reconocer que es un momento muy difícil para la empresa, en referencia al veto estadounidense, y ha concluido con una reivindicación de voluntarismo: “Sobreviviremos a este largo invierno”.

Xiaomi desvela lo más alto de su segunda marca: Poco X4 Pro 5G

Una de las marcas que más ha crecido en los últimos años es Poco, que, desde que se lanzó en el año 2018, ha vendido 23 millones de unidades. No es de extrañar que en 2021 Xiaomi le diera plena independencia. Para el Mobile, han traído sus dispositivos X4 Pro 5G y M4 Pro.

El Poco X4 Pro 5G destaca por ser una gama media asequible y, aun así, contar con algunas especificaciones de smartphones de gama alta. Con su precio, que va entre los 299 y los 349 euros, incluye una pantalla AMOLED de 6,67 pulgadas con una tasa de refresco de 120HZ, así como conectividad 5G. La cámara se hace notar con su sensor principal de 108 megapíxeles, que se complementa con un ultra gran angular y una lente macro.

El Poco M4 Pro es un terminal más asequible (entre 219 y 269 euros), que se orienta a un público similar al de su hermano mayor, generalmente joven. Su pantalla de 6,43 pulgadas tiene una frecuencia de refresco de 90Hz, plenamente funcional para videojuegos. También incorpora una triple cámara con una lente principal es de 64 megapíxeles, acompañada de un sensor gran angular y un macro.

Nokia tira de inspiración clásica para atraer a usuarios que no se complican

Los tres terminales que ha anunciado Nokia huyen de fanfarria y de aspiraciones. La compañía finesa HMD Global, propietaria de la mítica marca, ofrece dispositivos sencillos, con líneas de diseño clásico y sin aspavientos tecnológicos.

Los Nokia C2, C21 y C21 Plus prometen solidez, una larga duración de la batería y un precio muy económico en relación al mercado. Entre todos, destaca el C21 Plus, con una pantalla de 6,5 pulgadas, cámara trasera de doble sensor y dos opciones de batería: 4000 o 5050 mAh. Según el fabricante, el móvil aguanta sin cargarse entre 2 y 3 días.

Honor cuela en el Mobile sus mejores móviles

Con un diseño muy semejante al Huawei Mate 40, Honor ha presentado su gama Magic 4. La que fue la segunda marca de Huawei, escindida definitivamente de la compañía el pasado año, combina potencia y altas prestaciones en la cámara. Aunque aún no se han desvelado todos los detalles.

Del modelo Magic 4 Pro sí han ofrecido algunos: tiene una pantalla de 6,81 pulgadas con una tasa de refresco de 120 Hz, la cámara se compone de un sensor principal de 50 megapíxeles, un gran angular, también de 50 megapíxeles, y una lente telefoto de 64 megapíxeles (un elemento que destaca sobre otros terminales). El procesador corre a cargo de Qualcomm, con un Snapdragon 8 Gen 1, con 5G. El dispositivo incorpora una batería de 4600 mAh y ofrece su tecnología de carga rápida de 100 W. Su precio partirá de los 1.099 euros.

Publicación: EL PAÍS