Así está repartida la ‘torta’ en el mercado mundial de ‘streaming’

Disney, Netflix y Amazon se disputan ese mercado en forma encarnizada.

Netflix es la plataforma que lidera en número de suscriptores, pero Disney+ es el que más crece. Conozca qué otros jugadores participan.

a competencia se intensifica en el mundo del video por suscripción en línea, en el cual Disney cuenta con a 130 millones de suscriptores y descuenta a grandes pasos la distancia que lo separa de Netflix.

Entre los últimos grandes actores del sector en publicar sus resultados, Disney+ anunció el miércoles que había ganado 11,7 millones de suscriptores durante los últimos tres meses de 2021.

Esas cifras “dicen mucho sobre las sólidas marcas de Disney y su capacidad para superar a la competencia en un mercado de medios digitales cada vez más saturado”, comentó Paul Verna, analista de Insider Intelligence.

El caso de Disney contrasta con el de Netflix. El decano del sector tiene casi el doble de suscriptores, pero solo ganó 8,2 millones nuevos abonados durante el último trimestre para terminar el año en 221 millones de suscriptores.

“Disney va a hacerle pasar un mal rato a Netflix”, advierte Tuna Amobi, analista de CFRA.

“No es sorprendente. Tiene una enorme reserva de contenido, nombres reconocidos y franquicias globales”.

Lanzado en noviembre de 2019, hace poco más de dos años, Disney+ explica gran parte del crecimiento del grupo. Disney prevé destinar 22.000 millones de dólares a sus contenidos (sin incluir los deportes) en 2022, apuntando a multiplicar las series y a proponer más de una película nueva por semana.

Y aunque el servicio sigue ganando abonados en Estados Unidos, a diferencia de Netflix, que ya casi ha saturado ese mercado, la batalla se está dando ahora en otras regiones, donde el número de cuentas de pago aumentó 40% en un año.

UN ‘PASTEL’ QUE CRECE

Al igual que Amazon Prime Video, Disney está siguiendo el modelo de Netflix y comenzó a trabajar en unos 340 programas originales producidos fuera de Estados Unidos, que deberían estar disponibles en año y medio o dos años, dijo el miércoles el CEO de la compañía Bob Chapek.

“Acabamos de crear una nueva entidad para guiar el desarrollo de este contenido”, señaló. Poseedor de un catálogo inigualable, con Marvel, Pixar o Star Wars a la cabeza, Disney sueña con un éxito no estadounidense similar al de “El juego del calamar”.

El gigante de Burbank (California) está presente solo en unos 60 países, frente a los más de 190 de Netlix, pero apunta a sumar otros 100 para 2023. Un símbolo del combate por conquistar nuevos territorios es India, un país de 1.400 millones de habitantes y que 2021 los suscriptores de pago a un servicio de streaming apenas llegaban a entre 70 y 80 millones.

Disney, Netflix y Amazon se disputan ese mercado en forma encarnizada. Netflix no dudó, a fines de diciembre, en bajar allí sus precios, a contracorriente de su actual política en la materia, mientras que Disney confía en su filial Hotstar, líder del mercado indio pero cuyos ingresos por suscriptor son 80% más bajos que en el resto de los países donde está establecido Disney+.

En tanto, pese a que HBO y su servicio HBO Max tienen ahora 27 millones de suscriptores fuera de Estados Unidos (73,8 millones en total), no exhiben una potencia de fuego similar.

Su proyectada alianza con Discovery, su plataforma Discovery+ y sus 20 millones de cuentas, que se concretaría en la primavera boreal, lo que debería transformar al grupo.

Paramount+ (47 millones de suscriptores), Peacock (24,5 millones de usuarios, todos en Estados Unidos) y Apple TV+ (20 millones) son, por el momento, corredores de segunda en esta carrera.

“Si no se tienen recursos para financiar inversiones en contenido es muy difícil competir con Disney+, Netflix y Amazon”, dijo Tuna Amobi.

“La idea es más que cada plataforma se lleve la parte que le corresponde de un pastel que crece”.

La firma Digital TV Research estima que los servicios de video en línea tendrán 1.700 millones de suscriptores en todo el mundo en 2026, incluidos 910 millones para las cinco principales plataformas estadounidenses.

“Hoy hay más competencia que nunca”, admitió el codirector ejecutivo de Netflix, Reed Hastings, cuando el grupo informó sus resultados a mediados de enero. A medida que desaparezca la televisión tradicional, “dentro de 10 o 20 años”, “el streaming abarcará todo el entretenimiento”, pronosticó.

Publicación: EL PORTAFOLIO